Juzgado Civil de Santiago confirma sanción a Aguas del Altiplano por bajas presiones en Arica

El fallo respaldó sanción aplicada por la SISS señalando entre sus argumentos que la obligación esencial de la compañía es suministrar agua potable en la cantidad y calidad como la normativa exige.

SISS, santiago, tribunal, multa, Aguas del Altiplano, infracción, UTA, sentencia, empresa sanitaria.
SISS, santiago, tribunal, multa, Aguas del Altiplano, infracción, UTA, sentencia, empresa sanitaria.

Santiago, 19 de marzo de 2018: El Noveno Juzgado Civil de Santiago ratificó la multa de 50 Unidades Tributarias Anuales (UTA) aproximadamente $28 millones aplicada por la SISS en contra de Aguas del Altiplano S.A., a través de la cual sancionó a la concesionará por deficiencias en la calidad y continuidad del servicio de distribución de agua potable en la ciudad de Arica, al constatarse en reiteradas ocasiones presiones por debajo de lo establecido en la normativa aplicable.

La empresa alegó ante el tribunal la ejecución de obras en la red, cuyos trabajos supuestamente mejoraron la calidad de la presión en el servicio de agua potable suministrado en Arica.

Según el juzgado que vio la causa, lo único relevante es que el servicio básico de suministro de agua potable no se entregó de acuerdo a las exigencias en materia de calidad de servicio, y añadió que “según dan cuenta los expedientes sancionatorios de la SISS, Aguas del Altiplano ha sido multada por bajas presiones en la ciudad de Arica desde el año 2009, lo que evidencia una irregularidad del servicio que se reitera en el tiempo, y a cuyo respecto el prestador no ha dado solución definitiva, situación que trasgrede la obligatoriedad que le asiste de asegurar la calidad de servicio”.

Por último el tribunal concordó con la decisión de la SISS ya que la obligación esencial de la empresa es suministrar agua potable en la cantidad y calidad que la Nch 691 le exige; siendo, la única posibilidad de atender lo contrario el que existieran razones de fuerza mayor debidamente calificadas, que no fueron el caso. De manera que las obras y proyectos realizados por aquélla, solamente permiten avanzar a hacia un mejor  servicio, cumpliendo con la obligación que le asiste.

Señala que el hecho esencial por el cual se multa a la sanitaria es la baja presión del agua y su correspondiente interrupción en el suministro, por lo que la expresión “reiterada” está bien aplicaba si se tiene en cuenta que por dicho motivo debió ser sancionada desde el año 2009. Así también lo entiende la propia reclamante ya que las obras que pretende le sean consideradas para relevarla del pago de la multa, son también de otros sectores.

Esta sentencia puede ser apelada por parte de la empresa sanitaria.

SISS, santiago, tribunal, multa, Aguas del Altiplano, infracción, UTA, sentencia, empresa sanitaria.
subir