Mandataria: “Hoy se empieza a materializar una solución a la escasez de recursos hídricos”

Esta tarde se firmó el contrato para la construcción de la primera etapa de la planta desalinizadora de agua de mar para la Región de Atacama que mejorará la calidad de vida de más de 200 mil chilenos de la zona norte, garantizando el suministro con una fuente inagotable y evitará el alza de las tarifas.

SISS,caldera, chañaral, Desalinizadora
SISS,caldera, chañaral, Desalinizadora

Santiago, 14 de diciembre de 2017: En el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, participó de la firma del contrato con el consorcio INIMA-CVV, empresa que se adjudicó la construcción de la primera etapa de la construcción Planta Desalinizadora de agua de mar para Atacama, cuyo costo total es de US$ 250.000.000. Este es un compromiso de la Gobernante con la Región, para mantener el suministro de agua potable en la zona y los costos, pues si Aguas Chañar hubiese realizado la inversión con recursos propios, se hubiesen elevado en 100% las cuentas de agua.

La máxima autoridad nacional subrayó que “es gran noticia para la Región de Atacama, porque se empieza a materializar una solución a la escasez de recursos hídricos que la ha afectado con fuerza en los últimos años” y agregó que “mejorará la calidad de vida de más de 200 mil chilenos de la zona norte, garantizando el suministro con una fuente inagotable como es el agua de mar, dejando de depender del acuífero del rio Copiapó, que sabemos que no da abasto para satisfacer la demanda de la población”.

El proyecto consiste en la extracción de agua de mar y su desalinización en una planta por osmosis inversa ubicada en el sector de Punta Zorro en la comuna de Caldera, y su elevación a través de impulsiones a los distintos puntos de abastecimiento. Beneficiará a la población de Caldera, Chañaral, Copiapó y Tierra Amarilla, actualmente alimentadas desde el acuífero del río Copiapó.

La construcción de la planta se ejecutará en tres etapas: en la primera llegará a una capacidad total para 450 L/s; luego, a otros 450 L/s, alcanzando un total de 900 L/s); y, finalmente, a una capacidad de 300 L/s, completando los 1.200 L/s de agua tratada.

El Estado financiará la ejecución de la primera parte de la planta desalinizadora, a través de la capitalización de ECONSSA S.A. a través de CORFO, para que la empresa ejecute las inversiones correspondientes a la planta, la que posteriormente será traspasada a Aguas Chañar S.A. para su operación, mantención y reposición.

El consorcio INIMA-CVV, tendrá un plazo de 27 meses para materializarlo, dispondrá de 3 meses para preparar el inicio de las obras y de 2 años para la construcción de la planta, la que debiera estar operando, a más tardar, a principios de abril del año 2020.

Las bases de licitación desarrolladas por Econssa tienen varios aspectos innovadores, por ejemplo, la obligatoriedad de contratar mano de obra local, la que alcanzaría unos 200 puestos de trabajo directos, además de los indirectos que estarán relacionados con servicios complementarios como hotelería, alimentación y transporte, entre otros.

La Mandataria destacó que “esa demanda que tanto apremiaba no ha sido desoída; ya tiene en curso una solución real, de fondo y valoró que es “una de las iniciativas más relevantes para la región de Atacama. Es la mayor inversión proyectada en la zona. Traerá dinamismo a la economía local, va a dar garantías para el desarrollo del turismo, por ejemplo, un gran potencial a explotar en la región”.

Finalmente, la Jefa de Estado afirmó que “este es el Chile que crece, el Chile mejor al que nos comprometimos. Un país que no duda en hacerse cargo de sus deudas, que escucha y que resuelve. Para eso sirve una buena política de infraestructura, para eso sirve una buena gestión económica: para la gente. Necesitamos que la inversión impacte en la vida de las personas”.

Fuente: Gobierno.cl

SISS,caldera, chañaral, Desalinizadora
subir