Superintendente de Servicios Sanitarios revisa avance de obras para mejorar capacidad ante emergencias en Región de Valparaíso.

Inversiones de Esval permitirían asegurar suminitro en casos de emergencia, especialmente derivadas fuertes precipitaciones en el Río Aconcagua.

SISS, con con, obras, emergencia, aconcagua, rio.
SISS, con con, obras, emergencia, aconcagua, rio.

Con Con, 13 de diciembre de 2017: El Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna, realizó una visita de control a las obras en la Planta de Tratamiento de Agua Potable de Concón, que permitirá aumentar la resiliencia del sistema ante eventos de turbiedad en el Río Aconcagua, que es una de las principales fuentes de abastecimiento en la Región de Valparaíso.

“Constatamos el avance de las obras que entregarán más resiliencia al sistema del Gran Valparaíso ante eventos de turbiedad en el río Aconcagua, las que entrarán en operaciones en el mes de febrero. Esta es una obra más dentro de un plan que contempla inversiones por más de 625 millones de dólares, y que va en beneficio directo de las personas que habitan desde Arica a Puerto Montt”, destacó a su vez el superintendente Bruna.

Las obras consisten en la instalación de una tubería de 1,2 metros de diámetro y de casi 3,9 km. de largo, destinada a conducir agua desde la desembocadura del estero Limache (proveniente de embalse Los Aromos), hasta la Planta de Tratamiento de agua potable de Concón, con un caudal de transporte de 1000 litros por segundo.

Con estas obras, ante un eventual aumento de la turbiedad del río, sea por fuertes precipitaciones en alta cordillera como por grandes deshielos, será posible mantener la producción de agua potable en la planta de tratamiento de Concón, para asegurar el abastecimiento continuo de Concón, Reñaca, y parte de Viña del Mar, además de las localidades del litoral norte de la región, como son Papudo, Zapallar, Cachagua, La Laguna, Quintero, y parte de La Ligua, evitando que se repitan cortes de suministro como en años anteriores.

Por su parte el gerente general de Esval, José Luis Murillo señaló que “Estamos en la primera fase de un ambicioso proyecto que nos permitirá enfrentar de mejor modo la sequía y las emergencias por turbiedad extrema, que han afectado a nuestros clientes en los últimos años. Esta conexión nos permitirá tener un sólido respaldo para asegurar la continuidad del suministro a más de 1 millón de personas del Gran Valparaíso y el Litoral Norte de la Región de Valparaíso”, destacó Murillo.

El ejecutivo valoró el trabajo coordinado con la SISS en este proyecto, que tiene una inversión estimada de 37 millones de dólares (unos $24.000 millones) y “cuyo principal objetivo es seguir optimizando el servicio para nuestros clientes ante los desafíos que impone el cambio climático”. 

La puesta en operación de esta obra se espera para febrero próximo, e implica una inversión superior a los 4.000 millones de pesos.

Una segunda fase de las obras considera la extensión del ducto a 9 kilómetros adicionales y una inversión de 19.000 millones de pesos.

Esta inversión forma parte de un plan estratégico impulsado por la Superintendencia de Servicios Sanitarios destinado a asegurar que las empresas del sector provean un abastecimiento de servicios continuo, de calidad y a precios adecuados para los consumidores, en un escenario donde el cambio climático plantea nuevos desafíos para el sistema.

SISS, con con, obras, emergencia, aconcagua, rio.
subir