SISS desarrolla auditoría al proceso de monitoreo de presiones en redes de agua potable en Talca, Curicó, Linares y Cauquenes.

Actividad verifica el cumplimiento por parte de las empresas concesionarias del instructivo de la SISS "Procedimiento para Monitoreo de Presiones en Redes de Distribución de Agua Potable".

talca fiscalizacion
talca fiscalizacion

Talca, 27 de julio de 2016: Con el propósito de fiscalizar el cumplimiento de la normativa, funcionarios del Nivel Central y de la Oficina Regional en Maule de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) desarrollaron una auditoría al procedimiento de monitoreo de presiones en las redes de distribución de agua potable, que realiza la empresa Nuevo Sur S.A., que debe cumplir con las presiones mínimas y máximas de servicio señaladas en la norma chilena NCh 691 of 2015.

El jefe de la Oficina Regional en Talca, Juan Carlos González explicó que la actividad contó con el apoyo de funcionarios del organismo desde Nivel Central y que "durante el desarrollo de las inspecciones se monitorearon puntos de presión en terreno. Estas inspecciones se extendieron durante tres días en terreno en cuatro de las principales ciudades de la Región como son Talca, Curicó, Linares y Cauquenes que concentran una cifra cercana al 70% de la población de la Región de Maule".

El profesional explicó que las presiones en las redes de agua potable son de particular importancia en materia de calidad de servicio para las personas. Las bajas presiones pueden producir problemas para encender el calefón y en el uso de otros artefactos. Estos problemas pueden ser ocasionados por una mala regulación del sistema de agua potable: cierre inadecuado de válvulas, pérdidas en la red, problemas de infraestructura, problemas en las fuentes de producción de agua, etc.), los que son de responsabilidad de la empresa sanitaria. Sin embargo, las bajas presiones también pueden ser causadas por defectos en las instalaciones domiciliarias, por lo que si se presenta un problema es conveniente verificar si hay una presión adecuada en la llave más cercana al medidor de agua. Si hay presión suficiente, significa que existen deficiencias en las instalaciones domiciliarias, cuya corrección es responsabilidad del propio cliente; de lo contrario, se debe reclamar a la empresa sanitaria.

El Jefe Regional de la SISS indicó que la actividad, forma parte de los protocolos de fiscalización a las empresas concesionarias de distribución de agua potable, para monitorear su desempeño en la mantención de presión en las redes de distribución establecidas en la Norma Chilena NCh 691 Of. 2015 "Agua potable - Producción, Conducción, Almacenamiento y Distribución - Requisitos de Diseño", además de verificar el cumplimiento de las instrucciones impartidas por el organismo en esta materia.

"El objetivo de esta auditoría es verificar los procedimientos instruidos a las empresas concesionarias tendientes a asegurar que los clientes reciban las presiones establecidas en la norma vigente, lo cual requiere que se ejecuten en el curso del año diversas mediciones y controles en los diferentes sectores de presión en que las redes deben dividirse", advirtió.

Finalmente, Juan Carlos González informó que el organismo revisa el trabajo de la sanitaria a través de auditorías técnicas externas, y que consisten en el caso de las presiones de suministro de agua potable, en verificar el cumplimiento de las instrucciones dadas a las concesionarias para subdividir la red en sectores de control de presiones, la metodología de la medición misma, los análisis de la información remitida a la SISS y la comparación de otros atributos de la prestación.

Lo anterior, permite detectar cualquier inconsistencia en la información proporcionada por las sanitarias. Además, con los resultados de esta auditoría, la SISS instruirá a la empresa, corregir eventuales anomalías o inconsistencias que se detecten y aplicará las sanciones que contempla la Ley, en caso que así corresponda, dijo.

talca fiscalizacion
subir