SISS se reúne con vecinos del Condominio Los Olivos II de Iquique para explicarles cómo se mide el consumo de agua potable

Los vecinos manifestaron su preocupación a los funcionarios de la Oficina Regional en Iquique de la Superintendencia de Servicios Sanitarios por la medición del gasto de agua potable en su condominio, principalmente, por la cantidad de metros cúbicos que consumen efectivamente, y si la forma en la que se está cobrando el servicio es la más adecuada y justa.

Iquique, 25 de julio de 2016: Con el objetivo de fortalecer los derechos ciudadanos y entregarles información relevante para la toma de decisiones en el hogar, los funcionarios de la Oficina Regional en Iquique de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) se reunieron con los vecinos del Condominio Los Olivos II, quienes plantearon su interés por entender cómo se mide el consumo del agua potable en edificios y condominios, dado que ellos cuentan con sistema de remarcadores y registraron un fuerte aumento en la prorrata durante los últimos meses

El jefe de la Oficina Regional de la SISS en Iquique, José Ponce explicó que los edificios y condominios -por regla general- tienen un arranque único y un medidor general, según cuyo registro las empresas realizan el cobro, el cual se distribuye entre los comuneros de acuerdo a los consumos capturados mediante medidores remarcadores asociados a cada unidad. Las diferencias que se generan entre el consumo capturado por el medidor general y la suma de los consumos de cada unidad es la que da origen a la prorrata, la que puede ser positiva o negativa.

El profesional indicó que a los edificios o condominios, la empresa sanitaria factura como un servicio a cada cliente su consumo propio, obtenido de su medidor remarcador y corrige dicho consumo con la prorrata, de acuerdo a l fórmula que se establezca en el reglamento de copropiedad o, en su ausencia, en proporción a cada consumo.

Explicó que la diferencia entre el medidor general y los medidores remarcadores, se puede originar por la existencia de remarcadores detenidos o intervenidos, fugas en las redes interiores del condominio o fallas en estanques de acumulación y equipos de elevación. De allí la importancia para quienes viven en condominios de tener una preocupación permanente no solo de sus consumos propios sino que también del buen estado de las instalaciones interiores del condominio.

"Si eventualmente en un condominio o Edificio el medidor general presentara fallas o descalibración, la empresa deberá hacer el reemplazo de dicho medidor y facturar entre tanto según el registro del remarcador individual de cada comunero.", recomendó José Ponce a los vecinos.

El jefe Regional de la SISS destacó durante su presentación que desde un punto de vista técnico, el medidor general y los medidores remarcadores por un lado, y las fugas por otro, están estrechamente vinculados: no se puede detectar las fugas sin medidores. "Si se permite conexiones clandestinas o desperdicio de agua, serán las familias de condominio quienes verán incrementadas sus cuentas, porque las pérdidas de agua, o el agua no contabilizada, irá a incrementar la prorrata."

Precisó además, que "si aceptamos que el recurso sea malgastado, no va a estar disponible para las generaciones del futuro. Es por ello que la Superintendencia de Servicios Sanitarios fiscaliza que las empresas sanitarias cumplan con los estándares de calidad de los medidores y los remarcadores, su adecuada instalación y las condiciones en que éstos operan", puntualizó.

Los asistentes agradecieron la realización de esta actividad ciudadana, destacando que estas instancias promueven la participación y la transparencia de la información, contribuyendo en la mejora de la calidad de vida de los habitantes de ese sector de Iquique.

subir