SISS avanza en fiscalización del Plan de Invierno en la Región del Bío Bío

El jefe de la Oficina Regional de la SISS, Rodrigo Riquelme explicó que las inspecciones están enfocadas a verificar que las empresas concesionarias de la zona realicen una mantención a sus instalaciones, ante eventualidades que se pudiesen generar por las intensas lluvias que se producen en invierno.

Concepción, 20 de julio de 2016: En plena ejecución se encuentra el Plan de Invierno que desarrollan todos los años los funcionarios de la Oficina Regional en el Bío Bío de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), trabajo que contempla la fiscalización de colectores en puntos críticos de las comunas y localidades de la zona, como así también plantas elevadoras y de tratamiento de aguas servidas de las empresas que abastecen en la zona, ESSBÍO VIII y Aguas San Pedro.

En este sentido, el Jefe de la Oficina Regional de la SISS, Rodrigo Riquelme explicó que "nos hemos enfocado en fiscalizar que las empresas hagan una mantención preventivas de sus instalaciones ante la llegada de la temporada invernal, para que estén preparadas para soportar las fuertes lluvias que acarrea esta época del año, tales como rebases de aguas servidas, turbiedades en el agua potable, entre otros problemas frecuentes".

En el marco de estas actividades, el profesional informó que se verificó la infraestructura sanitaria de 20 localidades de la Región del Bío Bío, entre ellas Yumbel, Laja, Los Ángeles, Yungay, Bulnes, Quillón, Coelemu, Cobquecura, Quirihue, Cabrero, San Bárbara, Mulchén, Nacimiento, Chillán, San Carlos, San Ignacio, Coronel, Lota, Curanilahue, Lota y Ramadillas.

"Hemos contemplado en nuestras inspecciones las plantas elevadoras de aguas servidas (PEAS), los colectores en sectores críticos y captaciones superficiales vulnerables en épocas de intensas lluvias", precisó el profesional de la SISS.

Por otra parte, Riquelme señaló que "se han efectuado capacitaciones y talleres a representantes de juntas de vecinos a través de nuestras Oficinas en Convenio en Los Ángeles, Chillán y Lebu, en el que damos un especial énfasis al cuidado del alcantarillado doméstico, por ejemplo, no usando el inodoro como un basurero, y, por otra parte, cuidar además el alcantarillado público, donde lo que se pide es que nunca intervengan la tapa de colector. Los colectores son instalaciones para canalizar las aguas servidas, no las aguas lluvias ni menos deben ser usados para arrojar escombros. Un colector tapado puede causar rebases de aguas servidas y otros graves problemas", enfatizó.

Riquelme informó que como resultado de estas actividades, se instruyó a la empresa sanitaria subsanar a la brevedad cada una de las observaciones identificadas.

subir