SISS capacita a profesionales de empresas menores de todo el país sobre protocolos de intercambio de información

La SISS ha desarrollado protocolos para evaluar el desempeño de todas las empresas concesionarias que operan en el país, las cuales por estar sujetas a la supervigilancia y control del organismo fiscalizador, se encuentran obligadas a remitir la información que le sea requerida, en el ámbito de la prestación de los servicios sanitarios a los usuarios.

Santiago, 21 de julio de 2016: Con el objetivo de reforzar conocimientos del personal encargado del intercambio de información de las empresas menores de servicios sanitarios con la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), los profesionales de la División de Fiscalización desarrollaron varias jornadas de capacitación, con la finalidad de mejorar la comprensión de los alcances de cada protocolo requerido por el organismo y facilitar el cumplimiento de la obligación que tienen estas concesionarias de informar.

La actividad se desarrolló entre los días 19 y 21 de julio y fueron convocadas 28 empresas menores de todo el país, consistió en actualizar conocimientos respecto del intercambio de protocolos de información, los cuales permiten reunir antecedentes claves para evaluar el cumplimiento de la normativa aplicable a las empresas concesionarias de servicios sanitarios.

Cabe señalar que conforme a la legislación sectorial, las concesionarias de cualquier tamaño y categoría, por estar sujetas a la supervigilancia y control de la SISS, se encuentran obligadas a remitir todas aquella información que le sea requerida en el ámbito de la prestación de los servicios sanitarios a los usuarios, velando para que estos sean entregados con la calidad y continuidad establecidas. Son diversas las disposiciones legales de la normativa que se refieren a esta materia, y sobre la base de ellas el organismo ha creado múltiples protocolos de información que deben ser cumplidos por los entes fiscalizados.

En tal sentido, el jefe de la División de Fiscalización, Sergio Rivera señaló que "todas las empresas deben entregar información de calidad y oportuna para identificar riesgos que eventualmente perjudiquen la calidad del servicio suministrado, así como evaluar la necesidad de emitir instrucciones a los fiscalizados. Estos protocolos permiten estandarizar los requerimientos a todas las empresas, y contar con una base común que permita comparar las distintas localidades del país", indicó.

Precisó que en el caso de las empresas de menor tamaño, la disponibilidad de recursos para elaborar los archivos asociados a requerimientos de información de la SISS es un aspecto relevante. "En algunos casos puede resultar muy complejo si estas empresas no cuentan con personal debidamente preparado para esta labor, razón por la cual hemos desarrollado un completo programa en estos talleres que incluye un contexto de los protocolos de información, entrega de información en materia de tratamiento de aguas servidas, instrucciones aplicables a la calidad del agua potable, y también capacitación sobre la entrega de datos sobre el agua cruda", detalló el profesional.

subir