Superintendente sostuvo reunión de trabajo con la Dirección de Obras Hidráulicas para analizar manejo de los recursos hídricos y de los servicios sanitarios rurales del país.

Durante el encuentro, el Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna planteó que como país debemos mejorar en la gestión de un recurso importante y escaso, incorporando una mirada integral en los proyectos, y en el que uno de los elementos fundamentales es el consumo de agua por parte de las personas, propendiendo por un uso racional con criterios de sostenibilidad y eficiencia económica.

Santiago, 15 de julio de 2016: Una reunión de trabajo orientada avanzar en una serie de desafíos comunes en materia de recursos hídricos, abordaron el Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna y el director de Obras Hidráulicas (DOH), Reinaldo Fuentealba, oportunidad en la que, entre otras materias, se abordó la ley de servicios sanitarios rurales y la importancia y beneficios de implementar embalses con propósitos múltiples.

Los titulares de la SISS y de la DOH estuvieron acompañados por integrantes de los equipos de ambos organismos, en la que se discutió la importancia de la coordinación y de mejorar la gestión del agua, en tiempos en que enfrentamos una condición de escasez nueva para Chile y que se vuelve estructural como consecuencia del cambio climático, lo que sumado al aumento en la demanda de recursos hídricos por parte de distintos sectores se está generando una creciente presión sobre el recurso.

En este contexto, el Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna planteó que como país debemos mejorar en la gestión de un recurso importante y escaso, incorporando una mirada integral en los proyectos, y en el que uno de los elementos fundamentales es el consumo de agua por parte de las personas, propendiendo por un uso racional con criterios de sostenibilidad y eficiencia económica.

"Los embalses multipropósitos son una solución integral que beneficia a toda la población, dado que su infraestructura no solamente va a servir como acopio de agua para la agricultura, sino que además podrá ser ocupada para otras funciones como la generación de electricidad, aprovechando al máximo la acumulación de agua, siendo un gran incentivo para los agricultores y de allí también se puede evaluar la posibilidad de extraer para el consumo humano", señaló la autoridad.

En otro orden de materias analizadas en la oportunidad, también se analizó el Proyecto de Ley que regula los Servicios Sanitarios Rurales y cuyo ámbito de aplicación es regular las prestaciones de agua potable, alcantarillado y tratamiento de aguas servidas prestados en áreas rurales por parte de cooperativas y comités. El proyecto actualmente se encuentra en el tercer trámite constitucional y regula aspectos técnicos, normativos, tarifarios, de gestión y patrimoniales de los sistemas de agua potable rural.

El Superintendente de Servicios Sanitarios señaló que para el Gobierno esta iniciativa consolida un nuevo modelo en la forma que tratamos y regulamos el agua potable rural, con una nueva institucionalidad, que permita el desarrollo de los servicios de saneamiento rural en forma sostenible en el tiempo. "Es relevante que esta iniciativa esté acompañada de los recursos institucionales que requerirán tanto la DOH como la SISS para su correcta implementación", indicó.

"Se trata de una legislación que le va a dar institucionalidad a un sistema en que más que 1.700.000 personas son abastecidas de agua a través de pequeñas cooperativas y comités, pero en donde, sin embargo, no estaban establecidos los derechos, los deberes, cómo apoyaba finalmente el Estado más allá de la apertura de los sistemas", destacó finalmente.

El proyecto establece que los territorios operacionales de los servicios sanitarios rurales no estarán expuestos a la competencia de las empresas sanitarias y otorga licencias indefinidas para los sistemas existentes que hayan contado con inversión del Estado, para lo cual deberán inscribirse en un registro que llevará el Ministerio de Obras Públicas.

La reunión culminó con una presentación de la DOH en que su Director Reinaldo Fuentealba, y el subdirector de agua potable rural Nicolás Gálvez, quienes explicaron en detalle el proyecto de Ley y sus beneficios. El Programa de Agua Potable Rural se inició en 1964, donde algunos sistemas tienen más de 50 años de funcionamiento y en 1994 se inserta en el Ministerio de Obras Públicas. La normativa existente no permitía avanzar a un mayor desarrollo de los servicios y por lo mismo, de las organizaciones de la comunidad que los administran, operan y mantienen. La nueva norma regula aspectos técnicos, normativos, tarifarios y formas de gestión, tanto para agua potable como para el saneamiento. Asimismo, se trata de una iniciativa importante para efectos de la estrategia del Gobierno para enfrentar la escasez de agua en Chile.

subir