SISS en O´Higgins verifica cumplimiento del Plan de Desarrollo de concesionaria en la zona

Profesionales de la SISS en Rancagua verificaron en terreno el cronograma de inversiones y de obras a ejecutar comprometidas por ESSBÍO S.A. O´Higgins en su Plan de Desarrollo, y que debían ser materializadas en 18 localidades de la región.

Rancagua, 13 de julio de 2016: Con el propósito de verificar el cumplimiento de los planes de desarrollo de ESSBÍO S.A., Región de O´Higgins el equipo de profesionales de la Oficina Regional en Rancagua de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) fiscalizaron el estado de cumplimiento de la ejecución de 29 obras comprometidas por la concesionaria.

El jefe de la Oficina Regional de la SISS en la zona, Patricio Bustos explicó que el Plan de Desarrollo consiste en un cronograma de inversiones y de obras a ejecutar durante un horizonte de tiempo para abastecer la demanda de una determinada localidad. En el marco de este proceso, también se verifica en las oficinas de la concesionaria, los respaldos, facturas, planos, diseños y documentos de cada una de las obras fiscalizadas.

"El cumplimiento del Plan de Desarrollo es exigido expresamente por la legislación sanitaria, y busca poner énfasis en la capacidad de previsión de la empresa, ante el daño potencial que podría acarrear no efectuar las obras necesarias para el adecuado abastecimiento de la comunidad. De allí su importancia, por cuanto el incumplimiento en la ejecución oportuna de este Programa puede incluso acarrear la caducidad de las concesiones", advirtió.

Las actividades de verificación del Plan de Desarrollo de ESBBÍO S.A., Región de O´Higgins, incluyó 29 obras comprometidas por la compañía y que involucran una inversión estimada de 188.120 UF en 18 localidades de la zona, entre ellas: Chimbarongo, Codegua, La Punta, Coinco, Coltauco, Las Cabras, Lo Miranda, Lolol, Malloa, Nancagua, Olivar, Pichidegua, Quinta de Tilcoco, Rancagua, Machalí, Rengo, Rosario y Santa Cruz.

Bustos precisó que la inspección consideró el estado de avance del cronograma de obras comprometido y otros aspectos relevantes como lo son el balance de oferta y demanda, y aspectos de calidad de servicio; y revisión de documentación, tales como: planos, contratos, derechos de agua, diseños, además de fiscalizaciones en terreno tendientes a verificar que las obras declaradas por la concesionaria se encuentran ejecutadas o en proceso de ejecución.

"La información recabada en terreno permite a la Superintendencia asegurar que el Plan de Desarrollo comprometido por la concesionaria está cumpliendo con el objetivo de asegurar la calidad de servicio a los usuarios, en el mediano y largo plazo", indicó el profesional.

Explicó que lo anterior se complementa con un proceso de validación de información entregada por la propia empresa, conforme a la necesidad de dar señales que la información que la compañía entrega a la SISS se ajusta a la realidad, y con la atención oportuna de requerimientos de información por parte de usuarios externos e internos respecto a la situación de los planes de desarrollo para este caso particular.

subir