Superintendencia de Servicios Sanitarios exigirá planes preventivos a Aguas Andinas para anticipar fallas como la ocurrida en Providencia a comienzos de junio

Superintendente Ronaldo Bruna solicitó a la concesionaria un plan que contemple una visión preventiva y no reactiva, de manera de detectar oportunamente posibles roturas de matrices.

Santiago, 30 de junio de 2016: El Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna advirtió que el organismo continúa con el desarrollo de una investigación que busca determinar las causas y responsabilidades que le puedan corresponder a la concesionaria Aguas Andinas S.A., tras la rotura de una tubería alimentadora que afectó hace tres semanas a Avenida Providencia con calle Seminario, y que produjo colapso en el metro y las principales avenidas de la capital.

El titular de la SISS señaló que desde el primer momento el oganismo fiscalizó en terreno las actividades de la concesionaria para la reparación del ducto en los plazos mínimos, así como las acciones realizadas por la sanitaria para hacerse cargo de los efectos producidos, en especial, en el metro de Santiago. Respecto de la investigación, el Superintendente advirtió que se encuentra en pleno desarrollo, y que su norte es determinar el alcance de las responsabilidades de Aguas Andinas, y aplicar las sanciones que correspondan. En este caso los rangos de sanciones que contempla la ley pueden llegar hasta 1.000 UTA (hasta 548 millones aproximadamente).

"Estamos conversando con la compañía para verificar que esto no vuelva a ocurrir más adelante. Aguas Andinas tendrá que proponer un plan, ya que es la responsable de las soluciones. Esta Superintendencia estima que la concesionaria deberá proponer un plan que contemple una visión preventiva y no reactiva", enfatizó el Superintendente.

Indicó que la investigación se está desarrollando "en la forma más acuciosa posible", y detalló que el organismo se encuentra en la etapa de la rendición de prueba de testigos. "Estamos llamando a quienes estuvieron trabajando en terreno el día de los hechos, para que aporten sus antecedentes, y se pueda concluir la investigación. Nos preocupa que la investigación sea acuciosa y en este sentido, los hechos son muy relevantes para establecer adecuadamente los cargos y las responsabilidades, que en este caso debieran corresponder en un 100% a Aguas Andinas", sostuvo.

El Superintendente de Servicios Sanitarios realizó estas declaraciones en el marco del anuncio del término de los trabajos de pavimentación de Avenida Providencia, luego de los daños que se generó en la vía tras la rotura de una matriz de Aguas Andinas el 9 de junio pasado.

El Intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego informó que a raíz del hecho se debió intervenir 120 metros lineales de la vía, lo que obligó a cerrar la arteria, la que se reabrirá mañana viernes. Los trabajos se efectuaron en doble turno (día y noche) para poder cumplir con la entrega en las fechas comprometidas.

La pavimentación consistió en una base de material autonivelante, una losa de hormigón de fraguado rápido y una capa de asfalto modificado. Además, de la demarcación de las vías y la reposición de las veredas del costado norte.

También se construyó un muro de contención contiguo al Museo de Los Tajamares para sostener la calzada del costado norte y las nuevas veredas.

Según informó el Intendente Orrego, se sometió a ensayos a ambas calzadas de Avenida Providencia, en todas sus pistas, 200 metros hacia el poniente y 200 metros hacia el oriente desde el lugar donde se produjo la rotura de la tubería.

Serviu Metropolitano estuvo a cargo de la fiscalización de los trabajos y el costo de las reparaciones fue cubierto íntegramente por Aguas Andinas.

subir