Municipalidad de Arica y la SISS dan a conocer catastro que identifica situación de vecinos afectados por comunidad de desagüe

La metodología de la encuesta fue diseñada por la SISS y realizada en terreno por funcionarios municipales, y forma parte de un Plan de Acción integral coordinado por las autoridades locales para dar solución a un problema sanitario que ha afectado durante medio siglo a cerca de 1.400 viviendas de la población Juan Noé de Arica.

Arica, 13 de junio de 2016: La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) y la Municipalidad de Arica dieron a conocer los resultados de una encuesta realizada a los vecinos de la Población Juan Noé, catastro que permite conocer la situación real de cada vivienda y que ayudará en la definición de un plan de intervención global tendiente a dar solución a la llamada comunidad de desagüe, es decir, viviendas que cuentan con un sistema de alcantarillado comunitario y cuya administración y mantención corresponde a los propios usuarios.

El encuentro congregó a los representantes directamente vinculados, entre ellos el Gobierno Regional a través de la Subdere, la Municipalidad de Arica, la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO), Aguas del Altiplano S.A., integrantes de las directivas de las Juntas de Vecinos N° 21 y N° 7 de la Población Juan Noé, y de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS).

El jefe de la Oficina Regional de la SISS, Honorino Córdova explicó que durante el encuentro se expusieron los puntos definidos como críticos de estos sistemas, que corresponden a soluciones habituales de recolección de aguas servidas en épocas pasadas y que hoy se ha actualizado el concepto técnico ya que las redes de alcantarillado están construidas bajo el criterio de bienes nacionales de uso público.

La Población Juan Noé es una de las comunidades de desagüe más grandes y antiguas existentes en Arica con más de 1.400 hogares, y sus colectores de aguas servidas están colapsados provocando constantes inundaciones en algunas viviendas. Conforme a la ley sanitaria, estos colectores corresponden a infraestructura domiciliaria dado que atraviesan las viviendas y no por terrenos públicos, por tanto, los costos por su reparación es de cargo de los vecinos.

"La situación que se presenta en estos casos - explicó Córdova - es que a diferencia de lo que ocurre en un condominio, estos últimos cuentan con administrador y con atribuciones para quienes no pagan los gastos comunes. En cambio, en las comunidades de desagüe estos administradores prácticamente no existen", indicó el profesional de la SISS.

Durante la presentación a los vecinos y a las autoridades, el Ingeniero Civil de la Oficina Regional de la SISS en Arica, Ariel Ulloa precisó que el problema se ha agravado con el paso del tiempo, dado que no todos los vecinos están afectados con este dilema sanitario, y que para solucionar el problema por lo menos de un sector se requiere que todos estén de acuerdo para realizar una intervención.

"Lo anterior, se suma a que existen muchas tomas de terreno que impiden la construcción en los frentes de las viviendas, y adicionalmente, no existe un programa estatal específico para enfrentar este problema", advirtió Ulloa.

Conscientes de esta situación de alto impacto sanitario en la calidad de vida de los ciudadanos, las autoridades locales han desarrollado distintas actividades entre ellas la realización de una encuesta cuya metodología fue desarrollada por los profesionales de la Oficina Regional de la SISS en Arica y cuyo trabajo de campo lo abordaron funcionarios municipales, tendiente a identificar los nudos críticos, principalmente aquellos en los que los vecinos han extendido sus construcciones en forma irregular en bienes nacionales de uso público, donde instalaron tuberías y cámaras de alcantarillado, sin someterse a ninguna regulación.

Los profesionales de la SISS informaron que "se realizaron 650 encuestas y cuyos resultados fueron entregados por los funcionarios de la SISS, catastro que permitió identificar el perfil de los habitantes, es decir, si son propietarios o arrendatarios, así como también su grado de compromiso ante una eventual intervención".

Producto de este análisis conjunto entre autoridades locales y los vecinos, representantes de la empresa sanitaria Aguas del Altiplano S.A. comprometieron evaluar la factibilidad técnica de intervenir en los sectores identificados como de mayor criticidad, a través de la elaboración de un "Plan Piloto" que permita avanzar en una solución concreta en este tema ciudadano.

"Sin embargo, es indispensable la participación y compromiso de cada uno de los vecinos, de manera de avanzar en la solución definitiva", enfatizaron los profesionales de la SISS.

subir