SISS auditará funcionamiento de las Plantas Elevadoras de aguas servidas de las ciudades de Antofagasta y de Tocopilla

El estudio de auditoría entregará un diagnóstico detallado y actualizado de los sistemas de elevación de aguas servidas, tendiente a instruir medidas para mantener y mejorar la calidad y continuidad de los servicios y controlando los riesgos que puedan afectar a la población.

Antofagasta, 02 de mayo de 2016: Como parte de las tareas de fiscalización que regularmente realiza la Superintendencia y para diagnosticar el estado y los aspectos operacionales de la infraestructura de recolección y de disposición en lo referido a plantas elevadoras de aguas servidas y las respectivas impulsiones ubicadas en el borde costero, se ha iniciado una Auditoría Especial de las plantas elevadoras de aguas servidas de Antofagasta y Tocopilla de manera de instruir acciones que permitan reducir las eventuales fallas que impliquen rebases de aguas servidas al mar o a la vía pública.

Cabe señalar que los sistemas de recolección y de disposición de aguas servidas, tanto de la ciudad de Antofagasta como de Tocopilla, requieren de diversas plantas elevadoras de aguas servidas para hacer llegar las aguas recolectadas en las ciudades hasta los puntos de pretratamiento y disposición final.

Ahora bien en estas ciudades, el borde costero, que tiene un importante uso turístico y recreacional, se ha visto afectado en los últimos años por diversas descargas de aguas servidas que han implicado denuncias de usuarios del borde costero, autoridades marítimas, ambientales y de la autoridad política.

Las causas de las descargas conforme a lo señalado por las empresas responsables de esta infraestructura (Aguas Antofagasta y ECCONSA) han sido diversas entre las cuales se cuentan, problemas en equipos de elevación, roturas de piezas especiales por fallas de fabricación, cortes de energía eléctrica que han provocado daño en equipos y/o equipos de respaldo, roturas en impulsiones causadas por terceros, mantenimiento de infraestructura programada, imprevistos, entre otras, habiéndose cursado en su oportunidad las sanciones correspondientes.

Sin perjuicio de lo anterior, la Superintendencia requiere que las empresas sanitarias implementen las acciones y medidas que sean necesarias para minimizar estas descargas, las que solo pueden ocurrir en circunstancias muy excepcionales y de emergencia.. Para lo anterior a través de esta consultoría se examinarán las diversas causas que han provocado las fallas y descargas de esta infraestructura, ya sea en las plantas elevadoras o impulsiones, y se propongan e implementen las soluciones y medidas necesarias para su eliminación.

Las actividades se iniciaron con una reunión de trabajo en la que participaron funcionarios del Área Técnica de la División de Fiscalización y profesionales de la empresa EMG Consultores S.A. que ejecutará la auditoría.

subir