Superintendencia efectuó inspección en localidad de Pichilemu

El jefe de la Oficina Regional de la SISS, Patricio Bustos, explicó que esta fiscalización a la planta de tratamiento se realizó en el contexto de la alta demanda de servicios sanitarios por parte de la población que llega en el verano al balneario, lo que hace que los sistemas de recolección, tratamiento y disposición de aguas servidas se vean fuertemente exigidos.....

Rancagua, 14 de marzo de 2016.- La Superintendencia de Servicios sanitarios (SISS), a través de su Oficina Regional de O'Higgins, realizó a fines de febrero una exhaustiva fiscalización a la planta de tratamiento de aguas servidas del balneario de Pichilemu.

El jefe de la Oficina Regional de la SISS, Patricio Bustos, explicó que esta fiscalización a la planta de tratamiento se realizó en el contexto de la alta demanda de servicios sanitarios por parte de la población que llega en el verano al balneario, lo que hace que los sistemas de recolección, tratamiento y disposición de aguas servidas se vean fuertemente exigidos.

Planta adaptada a situación de verano

No obstante, Patricio Bustos explicó que esta planta, operada por la empresa concesionaria ESSBIO, "fue diseñada para absorber el impacto del crecimiento de la población flotante, por lo que la operación en verano e invierno son diferentes". Agregó que "la fiscalización buscó asegurar la calidad del proceso de tratamiento y el cumplimiento de la normativa que rige las descargas de aguas tratadas a curso superficiales, no detectándose falencias en su operación".

subir