SISS audita plantas de tratamiento de aguas servidas de Coyhaique, Puerto Chacabuco y Puerto Cisnes

Para el caso de la infraestructura de Coyhaique, se realizó con el apoyo de una empresa especializada en la evaluación de sistemas de tratamiento de aguas servidas, lo cual permite al organismo identificar eventuales deficiencias e instruir medidas de mejoramiento. En cuanto a las plantas de Puerto Chacabuco y Puerto Cisnes, se realizó fiscalización integral de la planta en todas sus etapas, y se fiscalizó la calidad del efluente, con el objeto de verificar que el servicio que reciben los clientes cumple con los estándares de calidad y continuidad exigidas según normativa vigente.

Aysén, 02 de noviembre de 2015: Una evaluación integral de la operación, infraestructura, control y mantención a las plantas de tratamiento de aguas servidas desarrollaron los profesionales de la Oficina regional en Aysén y el Área de Tratamiento de Aguas Servidas de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) en los sistemas de Coyhaique, Puerto Chacabuco y Puerto Cisnes, con el propósito de verificar la calidad y continuidad del servicio que prestan estas infraestructuras sanitarias administradas por Aguas Patagonia S.A.

La auditoría realizada a la planta de tratamiento de aguas servidas de Coyhaique fue desarrollado por la consultora ADANTIA, que procedió a revisar a través de un equipo de expertos, cada una de las instalaciones, capacidades, flujos y equipos, para determinar el funcionamiento integral de la planta. Los resultados serán remitidos a la SISS, para incorporarlos al sistema de control de plantas y requerir a la concesionaria, en caso de ser necesario, las obras y medidas para asegurar la continuidad y calidad de servicio de tratamiento de aguas servidas.

El jefe de la Oficina Regional de la SISS en la Región de Aysén, Giovanni Queirolo destacó que la fiscalización en terreno se realiza en forma permanente con el objetivo de verificar que el servicio de tratamiento de aguas servidas que deben cumplir las concesionarias, se ajuste a estándares de calidad y continuidad exigidas, según la normativa vigente y que las auditorías sirven para completar la fiscalización que realiza este ente regulador.

Precisó que "durante la inspección se verificó, además, las condiciones operativas de las plantas de tratamiento de aguas servidas, de forma de asegurar la calidad de servicio".

En cuanto a la inspección realizada a las plantas de Puerto Chacabuco y Puerto Cisnes, Queirolo indicó que se constató la operatividad en todos los procesos de las plantas de tratamiento de aguas servidas, tanto en la percepción de olores, como dosificación entre otros elementos de la infraestructura sanitaria, encontrándose las plantas operando en condiciones normales y sin imprevistos al momento de la fiscalización.

Por su parte la profesional del Área de Tratamiento de Aguas Servidas del nivel central de la SISS, Erika Correa advirtió que como resultado de estas inspecciones se "obtendrá un diagnóstico y un plan de acción de mejoramiento para todas las unidades que conforman el sistema de tratamiento, tanto de la línea de agua como de la de lodos, así como la disposición final de los mismos".

Las plantas consideradas en esta actividad fiscalizadora fueron seleccionadas por la oficina regional de la SISS y especialistas del Área de Tratamiento de Aguas Servidas de la SISS, "e incluyó aspectos críticos operativos que puedan afectar la calidad y continuidad del servicio, como así también, las potenciales externalidades negativas que eventualmente afecten a la ciudadanía", señaló Correa.

Informó que la fiscalización de la SISS se realiza con el apoyo de una empresa especializada en la evaluación de sistemas de tratamiento de aguas servidas, lo cual permitirá al organismo identificar eventuales deficiencias e instruir las medidas de mejoramiento correspondientes a la empresa concesionaria.

subir