SISS en O'Higgins efectúa control directo a plantas de tratamiento de aguas servidas de Rancagua, Requínoa y San Francisco de Mostazal

Fiscalización en terreno se realiza con el objetivo de verificar que el servicio de tratamiento de aguas servidas que reciben los clientes de esa zona cumpla con los estándares de calidad y continuidad exigidas según normativa vigente.

Rancagua, 13 de agosto de 2015: Con el propósito de comprobar la fiabilidad de la información del Autocontrol que periódicamente remiten las empresas concesionarias a la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), la Oficina Regional en la Región en Rancagua realizó un control directo a la calidad del efluente de las plantas de tratamiento de aguas servidas (PTAS) de Rancagua, Requínoa y San Francisco de Mostazal.

El control realizado a la concesionaria fue desarrollado por el laboratorio SGS. En él se procedió a instalar dispositivos de muestreo automático en el efluente de las plantas, para luego ser analizados en los laboratorios de SGS. Los resultados serán remitidos a la SISS, para incorporarlos a la evaluación de cumplimiento normativo de estas plantas de tratamiento de aguas servidas.

El jefe de la Oficina Regional de la SISS en la Región de O´Higgins, Patricio Bustos destacó que esta fiscalización en terreno se realiza con el objetivo de verificar que el servicio de tratamiento de aguas servidas que deben cumplir las concesionarias, se ajuste a estándares de calidad y continuidad exigidas, según la normativa vigente.

"Durante la inspección se verificó además, las condiciones operativas de las plantas de tratamiento de aguas servidas, de forma de asegurar la calidad de servicio".

Precisó que en lo que respecta a la etapa de tratamiento y disposición de las aguas servidas de la infraestructura fiscalizada, no se identificaron inconvenientes al momento de la inspección.

Bustos destacó que la fiscalización a las plantas de tratamiento de aguas servidas permitió constatar la operatividad en todos los procesos de las plantas de tratamiento de aguas servidas, tanto en la percepción de olores, el funcionamiento de los equipos desgrasadores, desarenadores, dosificación, entre otros elementos de la infraestructura sanitaria, encontrándose las plantas operando en condiciones normales sin imprevistos al momento de la fiscalización.

subir