SISS realizó estudios para evaluar calidad de instalaciones domiciliarias de agua potable, alcantarillado y de los materiales

Del resultado de ambos estudios se observa que del total de fallas o eventos de post venta es superior el porcentaje de fallas en instalaciones domiciliarias de agua potable-alcantarillado versus las fallas en instalaciones de electricidad-gas.

Con el propósito de evaluar la calidad de las Instalaciones Domiciliarias de Agua Potable y Alcantarillado (IDAA), la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) realizó dos estudios orientados a verificar su nivel de cumplimiento de la reglamentación y de las normas técnicas vigentes y de los materiales que se comercializan en el país, así como a estimar las principales fallas que se producen en las IDAA de viviendas nuevas.

Las IDAA corresponden a aquellas instalaciones que se ubican al interior de cada inmueble. Su diseño, construcción y puesta en servicio deben cumplir con los requisitos establecidos en el Reglamento de Instalaciones Domiciliarias de Agua Potable y Alcantarillado (RIDAA) y su mantenimiento es de la exclusiva responsabilidad del propietario; los materiales a utilizar en las IDAA deben estar incorporados en el Listado de Materiales Autorizados de la SISS, que se publica en la www.siss.cl, previa verificación de certificación de cumplimiento de las normas técnicas.

Para la SISS la realización de estos estudios resulta de la mayor relevancia, por cuanto permite evaluar mediante metodologías representativas, el nivel de cumplimiento de las IDAA y los materiales nacionales e importados que se utilizan, con las normas chilenas y reglamentación vigentes.


Conclusiones y principales resultados

Las principales conclusiones de cada estudio son:

"Evaluación de los materiales que se comercializan en el país y evaluación de fallas en las IDAA", abril 2012

  • Se identificó 3.179 productos que se comercializan para IDAA, de los cuales sólo el 20,2% están el Listado de Materiales Autorizados por la SISS y el 42.3% declara alguna certificación. En el caso de los materiales que se comercializan para instalaciones eléctricas y de gas, el 100% cuenta con certificación.
  • Los resultados de ensayos a muestras de griferías (6) y de inodoros (5) que se comercializan sin contar con certificación, demuestran que efectivamente hay incumplimientos de normas en porcentajes significativos (50% y 80% respectivamente).
  • Del análisis de los registros de 58.379 reclamos de postventa en instalaciones domiciliarias de 37.236 viviendas construidas entre 2006-2011, principalmente en el rango de 2000-4000 UF, el 69% corresponden a IDAA y el 31% corresponden a electricidad y gas

"Análisis y evaluación de fallas en las IDAA de viviendas sociales", dic. 2014

Este estudio se orientó a cuantificar los problemas de fallas en IDAA y compararlos con los problemas de fallas en electricidad y gas, mediante entrevistas a gerentes técnicos de empresas constructoras especializadas en viviendas sociales y encuestas a los propietarios/residentes de una muestra de 750 viviendas construidas en los últimos 5 años, distribuidas en las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, O'Higgins, Bío-Bío, Los Lagos y Región Metropolitana. Del análisis de los resultados se observa:

  • A nivel nacional se declara existencia de fallas en las instalaciones domiciliarias de agua potable en un 61,7%; en un 47,2% de alcantarillado; en un 56% de electricidad y en un 18,4% de gas.
  • La mayor cantidad de fallas por vivienda se presenta para las instalaciones de agua potable: 15,4% de las viviendas con 4 o más fallas.
  • Las fallas más recurrentes en las instalaciones de agua potable, corresponden a: baja presión, filtraciones, griferías, tuberías, uniones mal ejecutadas, mala calidad de artefactos, fittings. En alcantarillado corresponden desagües tapados, problemas de olores, ruidos de los WC de vecinos, mal funcionamiento de WC, fijaciones de artefactos, filtraciones.
  • El origen de las fallas en IDAA, según los usuarios, se debe a 48,1% por falla de materiales; 38,0% por mala ejecución y 11,3% por diseño. No obstante, las empresas constructoras declaran que una parte importante de las fallas se debe al mal uso de las instalaciones por parte de los usuarios.
  • Se estima en $25.000 el costo promedio por solución de fallas en alcantarillado y en $23.284 en agua potable.
  • Los usuarios declaran bajo conocimiento de las instituciones fiscalizadoras; 23,9% declara conocer a la SEC con una evaluación positiva del 35,95% y un 15,7% declara conocer a la SISS con una evaluación positiva del 17,5%

En general, de ambos estudios se observa que del total de fallas o eventos de post venta es superior el porcentaje de fallas en instalaciones domiciliarias de agua potable-alcantarillado versus las fallas en instalaciones de electricidad-gas; diferencia que también se aprecia en el nivel de conocimiento- satisfacción de los usuarios respecto a las entidades fiscalizadoras.

Como un hecho esencial, cabe destacar que la legislación de electricidad y combustible contempla una clara regulación en el ámbito de este tipo de instalaciones, sus instaladores, las certificaciones exigidas y la comercialización de los materiales. En tanto las IDAA carecen de su regulación y de las medidas para hacerla exigible.

subir