Ministro Undurraga supervisó trabajos de despeje del borde costero de Chañaral y segunda etapa de limpieza de calles en Copiapó

En Copiapó, en tanto, se redujo de 18.000 a 1.770 las casas sin alcantarillado desde el inicio de la emergencia hasta ahora.

Una visita inspectiva a los trabajos de limpieza del borde costero de Chañaral, en la Región de Atacama, realizó este sábado el Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, a 52 días de la serie de aluviones que azotaron la zona y que, en Chañaral, dejó toneladas de barro y escombros esparcidos por toda la costa y la ruta 5 norte cortada a raíz de la crecida del río Salado.

"Restablecidas el agua potable, el alcantarillado y la conectividad básica en Chañaral, entramos en una segunda etapa, que es la limpieza del borde costero. Son 45 a 60 días, dependiendo de las marejadas, que vamos a estar con maquinarias limpiando el litoral", explicó la autoridad.

"Este es el primer paso para lo que viene y que tenemos que definir con el alcalde y la comunidad de Chañaral, específicamente, cuál va a ser el trazado de la ruta 5 en este sector", agregó el secretario de Estado.

Iniciadas el 2 de mayo pasado, las labores de retiro de escombros y sedimentos del borde costero de Chañaral partieron en la caleta de pescadores y avanzan hacia el norte, abarcando 1,5 kilómetro de longitud y un ancho de faja costera de 10 metros, lo que también incluye el sector de los socavones, lugar donde se fracturó la ruta 5 debido a la fuerza alcanzada por el río Salado.

Con una inversión de 265 millones de pesos, los trabajos exhiben un 20% de avance a la fecha y están a cargo de la Dirección de Obras Portuarias del MOP, instancia que prevé su término para fines de junio próximo.

Junto al titular del MOP inspeccionaron también la limpieza del borde costero el alcalde de Chañaral, Héctor Volta, la directora de Obras Portuarias del ministerio, Antonia Bordas, y la Superintedenta de Servicios Sanitarios, Magaly Espinosa.

Más temprano, el Ministro Undurraga supervisó los trabajos de la segunda etapa de limpieza de las calles de Copiapó, luego de que en conjunto con la intendencia, el Ejército y el municipio local, se quitara buena parte del lodo que impedía el tránsito normal de personas y vehículos.

"Hemos entrado en una nueva etapa de la emergencia acá en Copiapó, pero aún en emergencia. Hemos sacado grandes cantidades de barro, equivalentes a más de un cerro Santa Lucía de Santiago, para pasar a la limpieza y barrido calle por calle, día y noche, en los distintos barrios de la ciudad, comenzando por el centro", contó el Ministro.

En materia de agua potable y alcantarillado, también se entró a una segunda fase. "Al principio, tuvimos 22 mil casas sin alcantarillado. Hoy tenemos 1.770 y estamos limpiando uno por uno el alcantarillado de cada una de estas casas, pues ya no son barrios completos, sino situaciones más puntuales, y esperamos que al 30 de junio próximo no queden más casas sin alcantarillado en Copiapó", precisó la autoridad.

El Ministro Undurraga llegó hasta Juan Martínez con Batallones de Atacama acompañado del intendente de la región, Miguel Vargas, de la Superintendenta de Servicios Sanitarios y del comandante del Ejército, José Pereira.

El jefe del Gobierno regional convocó "a toda la comunidad a la tarea de limpiar Copiapó, Diego de Almagro y Chañaral y las demás ciudades afectadas, pues es una tarea ardua, que tenemos que abordar entre todos. Queremos convocar a las empresas privadas y a los voluntarios a formar un gran movimiento en torno a la limpieza de nuestras ciudades".

Y agregó que "estamos cumpliendo con lo que la Presidenta Bachelet nos ha pedido: mantener un trabajo constante, estando muy presente. El Gobierno está haciendo su tarea. Hoy estamos con el Ministro de Obras Públicas. Ayer estuvimos con los ministros de Economía y de Bienes Nacionales cumpliendo distintas tareas, estando en terreno, acompañando a la gente, como nos encargó la Presidenta".

subir