El aporte de la SISS en la rehabilitación de las instalaciones domiciliarias interiores de los vecinos de Copiapó

Cada uno de los fiscalizadores de la SISS guardan historias conmovedoras con los vecinos afectados en el norte del país, principalmente aquellas relacionadas con las obstrucciones de las redes interiores domiciliarias de alcantarillado.

Paipote, 28 de abril de 2015 : La catástrofe que azotó a la tercera región quedó en la memoria de todos chilenos, hace 80 años que no se vivía un fenómeno meteorológico de semejantes características. Sin embargo, los habitantes de la ciudad han sabido enfrentar este embate, y ahora se levantan tal como lo hace Chile cuando sufre desastres naturales.

Son distintas historias de personas que han sobrevivido a esta tragedia y muchas de ellas ligadas al sector sanitario. Porque además de la avalancha de barro, agua y piedras de aquella madrugada del 25 de marzo, han debido enfrentar durante las últimas semanas la obstrucción de los colectores de los alcantarillados, y han tenido que convivir con las aguas servidas al interior de sus casas y en sus calles.

Los equipos de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) desplegados en la zona, han recorrido cada una de las zonas más afectadas, constatando en terreno la presencia de camiones aljibe para el abastecimiento de agua a los habitantes que aún no cuentan con suministro; y han ayudado a buscar las mejores soluciones para desobstruir los colectores estructurales, secundarios y las instalaciones domiciliarias de muchos vecinos.

La señora Carrina Jorquera vive en la calle José Antonio Villagrán del sector Estación Paipote I, y ella junto a sus vecinos han limpiado incansablemente sus casas, se han ayudado unos a otros y han generado una red de apoyo para enfrentar la emergencia. Pese a la ayuda común que se han entregado, las instalaciones domiciliarias interiores se encontraban totalmente colapsadas con barro y piedras, lo que impide el usos de los baños.

Esta situación la conoció la Superintendenta de la SISS, Magaly Espinosa quien recorría las calles del sector Estación Paipote I identificando los sectores que contaban con agua potable.

Durante el trayecto dialogó con los vecinos, y fue en ese contexto que ellos la invitaron a sus viviendas para que conociera el grado de los daños que los afecta. Durante la conversación con ellos constató la situación al interior de las casas , tanto de destrucción por el aluvión y de colapso de sus cañerías interiores.

La Superintendenta de inmediato dispuso que un camión de emergencia llegara hasta el lugar para que diluyera el barro ya seco a estas alturas en las redes interiores de la vivienda. Esto permitiría que una vez disuelto el sedimento, un camión limpiafosas absorbiera todas las aguas estancadas en los colectores interiores de la vivienda. Los camiones tardaron 20 minutos en llegar, y se trabajó durante la tarde y el día siguiente dejando limpios los alcantarillados de la casas de la calle José Antonio Villagrán de la Villa Estación Paipote.

Las muestras de agradecimiento de la señora Carrina y sus vecinos es una de las historias que han marcado el trabajo del equipo humano de la SISS en terreno. Más aún, cuando en medio de todas las necesidades de los vecinos, ellos agradecen y entregan lo poco que tienen. En un gesto de agradecimiento profundo, le obsequiaron a la Superintendenta y a los equipos de fiscalizadores de la SISS una bolsa con racimos de uvas que sacó de su parrón y estos lindos momentos quedaron reflejados en una foto grupal de ellos con el equipo de la SISS.

El sábado en la tarde la Superintendenta atendió personalmente el teléfono de la SISS en la Oficina Regional en Atacama, recogiendo reclamos y situaciones de obstrucción de aguas servidas. Uno de ellos fue don Nelson Villegas, quien tenía sus instalaciones domiciliarias interiores obstruidas. El domingo en la mañana el equipo de la Oficina Regional en Atacama, Pablo Carrasco y René Farías, llegaron hasta el domicilio del cliente, junto a un camión limpiafosas, rehabilitando el sistema de alcantarillado de su casa. Durante el recorrido, también se realizó la limpieza de otras 25 viviendas del sector.

Y así como éstas hay muchas historias que han marcado el quehacer del equipo humano de los profesionales de la SISS, quienes ya han tomado como desafío personal el rehabilitar al más breve plazo posible los sistemas sanitarios en la Región de Atacama.

De acuerdo a información oficial de la SISS, la red de alcantarillado estará operativa nuevamente el próximo 30 de junio. Mientras tanto, los equipos de la SISS siguen su labor en terreno y ayudando a los vecinos de Copiapó, Chañaral y Diego de Almagro a superar esta situación de emergencia sin precedentes que ha remecido al país.

subir