Superintendenta de la SISS recorre Paipote y anuncia a los vecinos suministro de agua potable dos horas al día

La Superintendenta de Servicios Sanitarios explicó a los vecinos que se dosificará la entrega de agua potable a los vecinos durante dos horas al día, de manera de ir evaluando el comportamiento de las redes de alcantarillado y en lo sucesivo ir ampliando el horario hasta llegar al suministro normal.

Paipote, 24 de abril de 2015.- Ayer jueves 23 de abril, la Superintendenta de Servicios Sanitarios, Magaly Espinosa, junto a su equipo técnico recorrieron las calles de Villa Alto de Estación Paipote para interiorizarse de los principales problemas que afectan a los vecinos que residen en ese sector de Copiapó, y sostuvo un diálogo ciudadano con el Intendente de la Región de Atacama, Miguel Vargas.

Los vecinos de ese sector de Paipote se mostraron molestos por no contar con servicios normalizados de agua potable y alcantarillado. El Intendente de la Región de Atacama, Miguel Vargas y la Superintendenta Magaly Espinosa dialogaron con los vecinos sobre la situación que les afecta, y comprometieron acciones concretas para solucionar a la brevedad la falta de servicios sanitarios.

En este contexto, la Superintendenta anunció que a partir de hoy viernes 24 de abril recibirán en sus casas agua potable durante dos horas al día, de manera de ir evaluando el comportamiento de las redes de alcantarillado y en lo sucesivo ir ampliando el horario hasta llegar al suministro normal.

Esta situación fue detalladamente explicada a los vecinos, y también se les informó el plan de trabajo dispuesto por la SISS a la empresa de servicios sanitarios Aguas Chañar, para agilizar y superar a la brevedad la falta de servicios sanitarios en ese sector de la ciudad de Copiapó.

La Superintendenta Espinosa también recorrió la quebrada en el que el aluvión generó la mayor cantidad de daños, y dispuso una serie de medidas tendientes a mitigar la descarga de aguas servidas sin tratar en la quebrada Paipote.

Fue durante el recorrido de la Superintendenta en la calle José Antonio Villagrán, que los vecinos se quejaron por las severas obstrucciones con aguas servidas de sus uniones domiciliarias, y que mantenían sus domicilios inhabitables e imposibilitados de asear para comenzar a habitarlos. Conocida esta situación, la Superintendenta dispuso a la brevedad la llegada de un camión de emergencia desobstructor y un limpia fosas, que aliviaron las cámaras de alcantarillado al interior de sus casas, medida que generó en los vecinos alegría y agradecimientos.

El equipo técnico de la SISS también revisó las cámaras de los colectores secundarios para evaluar la cantidad de sedimento acumulado en su interior, y verificar si están aptos para recibir aguas servidas.

subir