Serie de controles paralelos al agua potable desarrolló la SISS en la Región de O'Higgins durante todo enero

El control, que se desarrolló durante todo el mes de enero, tuvo como objetivo controlar y verificar el cumplimiento de los parámetros de calidad del agua potable en las localidades mencionadas.

Rancagua, 10 de febrero de 2015 .- Una serie de controles paralelos a la calidad del agua potable efectuó durante todo enero la Oficina Regional de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) de O'Higgins en las localidades de Pichilemu, Navidad-Boca Rapel, Rancagua y Coya.

El control tuvo como objetivo controlar y verificar el cumplimiento de los parámetros de calidad del agua potable en las localidades mencionadas.

Según explicó Patricio Bustos, jefe de la Oficina Regional de la SISS, la elección de las localidades obedece a particularidades de la época estival, es decir, algunas corresponden a balnearios como Pichilemu, en otras se miden ciertos parámetros críticos como en Rancagua, Coya, etc.

Laboratorios Acreditados

Los controles paralelos que efectúa la Superintendencia de Servicios Sanitarios al agua potable son parte fundamental de este tipo de fiscalización. Estos se efectúan de forma paralela a los que efectúa la empresa sanitaria (de ahí su nombre) para verificar la información que es enviada por éstas a la SISS, y también se realizan aleatoriamente para constatar incumplimientos a raíz de denuncias de la comunidad o como parte de un plan de fiscalización especial.

Para efectuar lo anterior, la SISS contrata laboratorios acreditados por el Instituto Nacional de Normalización (INN).

subir