SISS en Atacama se reúne con organizaciones ciudadanas de Caldera.

Durante la ocasión, los funcionarios de la SISS renovaron su compromiso como organismo garante para el proyecto que busca mejorar la calidad del agua potable y para ello se programó una mesa técnica que comenzará a funcionar durante el próximo mes de diciembre.

Caldera, 04 de noviembre de 2014: Un detallado informe sobre las actividades fiscalizadoras desarrolladas en la comuna de Caldera para asegurar la calidad del servicio, entregó el jefe de la Oficina Regional en Atacama de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), Francisco San Martín en el marco de una jornada de capacitación y de entrega de información dirigida a las organizaciones sociales de la comuna.

En el encuentro estuvieron presentes la Asociación de Consumidores de Caldera (ACONCAL), la Municipalidad de la comuna, Minera Caserones, la empresa concesionaria de servicios sanitarios de la zona Aguas Chañar S.A., además de personeros de la Sociedad Civil y comunidad en general, quienes realizaron distintas observaciones, consultas y resolvieron inquietudes respecto al aporte de agua desalada por parte de Minera Caserones al sistema de distribución de agua potable, y de cómo influye en su calidad.

En jefe de la SISS en la zona, Francisco San Martín detalló el programa de trabajo en terreno desarrollado en la localidad tendiente a garantizar la calidad del servicio, y explicó las atribuciones que tiene el organismo fiscalizador de controlar que los prestadores de servicios de sanitarios cumplan con la normativa vigente - Norma Chilena NCh409 /1.Of. 2005 Agua Potable - respecto a la calidad del agua potable.

El profesional explicó a los presentes que las empresas sanitarias están obligadas a garantizar y controlar permanentemente y a su cargo, la calidad del agua potable que suministran a los clientes de acuerdo a las normas respectivas. Para ello efectúan autocontroles, es decir, muestras tomadas por laboratorios contratados por las empresas y debidamente acreditados ante el INN, las que son enviados mensualmente a esta Superintendencia en un informe que resume los resultados obtenidos de acuerdo a las frecuencias de control establecidas en la propia norma. Las muestras se obtienen de llaves en buen estado y de uso frecuente, que estén conectadas directamente a la red pública.

Por su parte, la SISS realiza muestreos paralelos a los de las empresas en las fiscalizaciones efectuadas, reguardando de esta forma, que la calidad del agua cumpla con la norma y poder garantizar de esta forma a la ciudadanía que el agua que recibe cumple con la normativa vigente. Además, para mayor resguardo la superintendencia realiza controles paralelos, los cuales se realizan de manera azarosa y su ejecución no es notificada a la empresa sanitaria.

Durante la ocasión, los funcionarios de la SISS renovaron su compromiso como organismo garante para el proyecto que busca mejorar la calidad del agua potable y para ello se programó una mesa técnica que comenzará a funcionar durante el próximo mes de diciembre.

subir