SISS en Magallanes fiscalizó plantas elevadoras de aguas servidas de Porvenir

Las instalaciones inspeccionadas por funcionarios de la oficina regional de la SISS en Magallanes, se encontraban funcionando con normalidad y apegadas a las normativa vigente.

Porvenir, 15 de octubre de 2014: Como parte de la fiscalización permanente de la infraestructura sanitaria, fiscalizadores de la Oficina Regional en Magallanes de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), desarrolló una inspección en terreno a las plantas elevadoras de aguas servidas operadas por Aguas Magallanes, con el propósito de verificar su operación, limpieza y mantención.

El jefe de la Oficina Regional de la SISS en la zona, Alejandro Soto señaló que la fiscalización incluyó una completa verificación del funcionamiento de las instalaciones Alberto Fuentes, Juan Williams y Baquedano, cuya infraestructura hidráulica sirve para trasladar las aguas servidas desde un punto más bajo a otro más alto.

"En general, la fiscalización arrojó un buen estado de las plantas elevadoras de aguas servidas que operan en Porvenir, por lo que podemos asegurar que se encuentran operando adecuadamente al momento de la fiscalización", señaló el Ing. Soto.

La actividad consideró la verificación del estado de la sentina, rejas de limpieza y nivel de las aguas, la operatividad de las bombas de impulsión y el estado de los tableros eléctricos.

"El trabajo que realizan estas plantas se realiza por medio de bombas que generan la presión suficiente para que el agua suba y pueda alcanzar el colector ubicado en un punto más alto, y pueda ser conducida finalmente hasta la planta de tratamiento", explicó.

La SISS en la Región de Magallanes planifica y desarrolla anualmente actividades de fiscalización preventiva a las instalaciones sanitarias, con el propósito que el concesionario tome las medidas correspondientes para mantener la continuidad en el servicio o la ocurrencia de una eventual saturación del sistema de recolección de aguas servidas.

subir