Contenido principal

Galería de imágenes

Superintendencia de Servicios Sanitarios inicia procedimiento de sanción por corte de agua potable en sectores de Macul y Ñuñoa

La Superintendencia inició procedimiento de sanción en contra de la empresa Aguas Andinas por la suspensión de servicio constatada en horas de la madrugada en sectores de Macul y Ñuñoa. La SISS constató en terreno que la falla se originó en una válvula reguladora de presión.

Santiago, 13 de febrero de 2013.- La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) se constituyó durante la mañana en la calle Rodrigo de Araya con Pedro de Valdivia, en la comuna de Macul, constatando que la causa del corte de agua que afectó a sectores de esa comuna y de Ñuñoa, se trató de una falla en un filtro de válvula reguladora de presión instalada en una conducción de acero revestido de 800 milímetros de diámetro, denominada Alimentadora Lo Hermida Alto.

La falla de esta válvula provocó un corte no programado de agua potable que afectó a 20.725 clientes. La empresa ha informado que el servicio estará totalmente reestablecido alrededor de las 15 horas de hoy.

La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) desplegó su equipo fiscalizador en terreno, para el levantamiento de información e inicio de investigación de la causa por suspensión del servicio.

Por esto, el organismo decidió iniciar un procedimiento de sanción en conformidad al marco legal, formulando los siguientes cargos:

a) por haberse interrumpido, durante el día 13 de febrero de 2013, la continuidad del servicio sanitario a causa de una falla en un filtro de válvula reguladora de presión instalada en la Alimentadora denominada Lo Hermida Alto, ubicada en la intersección de las avenidas Pedro de Valdivia con Rodrigo de Araya de la comuna de Macul, Región Metropolitana.

b) por afectar a la generalidad de los usuarios del servicio, pues dicha rotura conllevó un corte no programado que afectó a una población de 80.000 habitantes aproximadamente.

c) por incumplimiento de las instrucciones SISS que señala el protocolo ante situaciones de emergencia.

La Superintendencia de Servicios Sanitarios permanentemente realiza fiscalizaciones en terreno para constatar la calidad de servicio que están entregando las empresas sanitarias en todo el país, evolucionando desde 1.358 fiscalizaciones técnicas en terreno el año 2009 a 3.800 fiscalizaciones en terreno durante el año 2012. Por su parte las atenciones ciudadanas se han incrementado de 11.575 en el año 2009 a 25.326 en el año 2012, ambas tareas que se desarrollan de forma permanente.