Contenido principal

Galería de imágenes

NASSCO

Cuatro funcionarios de la SISS fueron certificados en curso de teleinspección impartido por NASSCO

La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) instruyó en el 2021 a las Empresas de Servicios Sanitarios (ESS) respecto al correcto diagnóstico de una red de alcantarillado, a través de la teleinspección de tuberías, para lo cual exigió que los operadores evaluadores de las redes cuenten con certificación internacional. Esta Instrucción fue motivada, entre otras razones, por la renovación de los sistemas de alcantarillado, que actualmente no alcanza el 0,3% a nivel nacional.

NASSCO
NASSCO

Santiago, 16 de junio de 2022. La SISS ya cuenta con los primeros funcionarios certificados en el curso de Teleinspección de Redes de Alcantarillado de Aguas Servidas de la National Account Service Company (NASSCO), de Estados Unidos. Se trata del jefe del Área de Estudios y Normas de la SISS, Christian Lillo, el jefe de la Oficina Regional de Los Ríos, Eric Loyola, y los fiscalizadores de las Oficinas Regionales de O'Higgins y Valparaíso, Pablo Ortiz y Benjamín Ibarra.

La motivación y objetivo por cursar esta capacitación tiene su origen en la renovación de redes de alcantarillado de aguas servidas de las distintas ESS a nivel nacional, que en 2021 fue de apenas un 0,24%. Para poder elevar esta cifra, asegurando la continuidad en la conducción de las aguas servidas de los hogares urbanos del país de manera oportuna, continua y de calidad, la SISS instruyó el año pasado a las empresas sanitarias a capacitar a sus operarios en lo referido a la teleinspección, puesto que es la única forma de evaluar el real estado de las tubería mediante la inspección por su interior, a través de videocamara.

El curso de NASSCO, comprende una instrucción en el Programa de Certificación para la Evaluación de Tuberías, PACP, este provee una enseñanza completa de los procedimientos de codificación a los operarios, cuando estos evalúan las imágenes que entrega la videoinspección, la cual se base en las exigencias de la SISS para cumplir con una serie de requisitos técnicos, entre ellos velocidad y una luz específica para identificar los elementos y hallazgos encontrados en cada tramo: grietas, colapsos, fracturas, entre otros.

Además, les entrega instrucciones específicas para poder crear un informe con detalles, como la ubicación del problema, y especificaciones a tener en cuenta antes de ingresar la cámara: limpiar el colector, desviar el agua si el caudal es muy alto. Y a medida que avanza la cámara el operario va clasificando los hallazgos para generar así un documento consolidado que, en caso de requerirlo la SISS, será revisado para ver si este se ajusta a los criterios definidos por NASSCO.

"Una vez que tengamos el material de la fiscalización en nuestro poder, contrastaremos sus clasificaciones y calificaciones, que van del 1 al 5, para comprobar que la información reunida sea correcta", explica el jefe del Área de Estudios y Normas, Christian Lillo. "De esta manera, y al estar nosotros capacitados en el curso NASSCO, tenemos la herramienta para decirle a las ESS que tienen que renovar o mantener la red, sin posibilidad de cuestionarnos de vuelta porque la evidencia es concreta", añade.

Desde que la SISS instruyó a las ESS a cumplir con esta instrucción ya son varias las que han certificado a sus funcionarios, el profesional de la Superintendencia insiste en que tienen que ser más las que participen. Cabe destacar que la certificación tiene una vigencia de tres años.

NASSCO