Contenido principal

Galería de imágenes

SISS, superintendente, 2030, cuenta publica, 2020, jorge rivas, agua potable, .

Superintendente Rivas realiza Cuenta Pública de la gestión SISS 2020

La Superintendencia de Servicios Sanitarios mostró un gran avance en varios aspectos como el alza de las fiscalizaciones y de procesos sancionatorios, en un año marcado por la pandemia. Además, el superintendente aprovechó de dar a conocer los interesantes desafíos que vienen en 2021.

SISS, superintendente, 2030, cuenta publica, 2020, jorge rivas, agua potable, .
SISS, superintendente, 2030, cuenta publica, 2020, jorge rivas, agua potable, .

Santiago, 31 de mayo de 2021. Este año, el Superintendente de Servicios Sanitarios, Jorge Rivas Chaparro, realizó la cuenta pública de la institución con un mensaje centrado en la ciudadanía y su derecho a contar con servicios sanitarios de calidad a lo largo de todo el país. Asimismo, se puso el foco en la importancia de la continuidad de servicio en un momento de emergencia sanitaria como es la pandemia del Covid 19, como también en los efectos del cambio climático y la sequía, todo esto en el marco de una nueva forma de hacer las cosas y la adaptación al teletrabajo.

La continuidad de servicio se ha garantizado pese a las dificultades de pago que ha debido enfrentar una parte importante de la población. Es así como la Ley de no corte de los servicios básicos ha beneficiado a 573.248 clientes, a marzo de 2021, con morosidad de 61 o más días, que en términos de deuda alcanzó un monto de MM$184.790.

Estos beneficios recibidos por los clientes más afectados, junto con la continuidad de servicio pese a la gravedad de la sequía, han impactado positivamente en la percepción de la ciudadanía, lo cual ha sido recogido en la Encuesta de Percepción de Usuarios que la SISS realiza anualmente. "La medición 2020 mejora en casi 5% la percepción que hubo durante el anterior año 2019, lo cual es un resultado destacable, pero que no debe llevar a conformismos, ya que los promedios esconden las realidades de aquellas empresas que no están siendo bien percibidas" detalla Rivas.

Uno de los principales ejes estratégicos de la Superintendencia es la escasez hídrica. Por lo mismo, desde el año 2019 se está realizando un monitoreo permanente a la sequía y a los compromisos asumidos por las diferentes concesionarias, en particular entre las regiones de Coquimbo y Maule, que han sido las más golpeadas. "Tenemos reuniones quincenales para que las empresas den cuenta de los compromisos adquiridos. Estos compromisos se han traducido en la construcción de obras, donde tenemos a Illapel a pocas semanas de contar con una solución robusta después de varios meses muy críticos, con los dos embalses alcanzando volúmenes mínimos. Gracias al esfuerzo de los distintos actores, no se ha afectado la continuidad del servicio. También vimos como el Gran Valparaíso durante mayo de 2020 estuvo muy cerca del racionamiento, por lo que exigimos a la sanitaria obras inmediatas para revertir la situación. Ya han concluido diversas obras el 2020 y durante junio de este año quedará implementado un nuevo sistema que dará tranquilidad para esta y las siguientes temporadas. En el Gran Santiago, el Río Maipo está al límite, por lo que también hemos exigido a la sanitaria nuevas fuentes subterráneas, obras que iniciaron construcción durante el 2020, además de la ampliación de la planta de tratamiento de agua potable Padre Hurtado", explica el Superintendente.

En febrero de 2021 se pudieron poner a prueba los estanques de Pirque que se inauguraron en 2020, salvando a Santiago de un corte masivo de agua. "Ha sido un gran avance que se va a replicar en otras partes del país", dice Rivas.

En el rol fiscalizador en 2020 la pandemia marcó la gestión y se aumentaron en un 25% las fiscalizaciones respecto de 2019, con un total de 4.885. "Tuvimos que acelerar procesos internos, aplicando mucha información y técnicas de análisis con big data. Implementamos fiscalización remota para poder darle continuidad y garantías a la ciudadanía". Se avanzó mucho durante 2020 en los procesos sancionatorios, reduciendo los días hábiles de tramitación de procesos sancionatorios de 422 en 2019 a 291 en 2020, aumentando estos en su cantidad, pasando de 135 en 2019 a 165 el año pasado. "Pudimos hacer más procesos de sanción y aminorarlos, gracias a la modernización interna de la SISS", añade Rivas. Respecto del rol regulador, se cerraron 11 procesos tarifarios con resultados de mantención o rebaja tarifaria, donde destacó el -3% para Aguas Magallanes, -1,3% de Essbio y -1,9% de Nuevo Sur. "La ciudadanía puede estar tranquila que vamos a seguir poniendo nuestro esfuerzo en llevar adelante buenos procesos tarifarios", añade.

"En noviembre de 2020 comenzó la ley de Servicios Sanitarios Rurales y tenemos un desafío enorme como país y como Superintendencia. Hoy fiscalizamos 368 sistemas de agua potable urbanos y con la entrada en vigencia de la ley incorporaremos casi 3 mil sistemas rurales para inspeccionar", explica Rivas.

Los desafíos para el 2021 y los siguientes años seguirán en la sequía, fiscalizando los compromisos de las empresas sanitarias. "Vamos a enfrentar un nuevo verano y vamos a ver como se pone a prueba la infraestructura que se ejecutó. Además, estamos muy enfocados con los Servicios Sanitarios Rurales y estamos iniciando contacto con las personas que los utilizan y entregándoles información relevante que será de gran apoyo a muchas familias que residen en estas zonas del país", finaliza Rivas.

Para acceder a la información de la cuenta pública 2020 pinche AQUÍ

SISS, superintendente, 2030, cuenta publica, 2020, jorge rivas, agua potable, .