Contenido principal

Galería de imágenes

siss, valparaiso, 2030, seminario, universidad catolica, agua potable, esval, superintendente

Superintendente expone Desafíos del Sector Sanitario al 2030 en seminario de la Universidad Católica de Valparaíso

Junto con los logros, el Superintendente Ronaldo Bruna detalló el desarrollo de un ejercicio liderado por la SISS denominado “Desafíos 2030”, donde surgieron más de 900 factores que hacen vislumbrar los ejes principales del futuro próximo en el sector sanitario, entre los que se cuentan la gestión sustentable de los recursos hídricos, las ciudades resilientes, y el ciudadano del siglo XXI.

siss, valparaiso, 2030, seminario, universidad catolica, agua potable, esval, superintendente
imagen foto_portada.gif
siss, valparaiso, 2030, seminario, universidad catolica, agua potable, esval, superintendente

Valparaíso, 25 de octubre de 2018: El superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna expuso hoy en el seminario "Desafíos del sector sanitario", organizado por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) y ESVAL, con la colaboración de la Asociación de Empresas Sanitarias (ANDESS), encuentro inédito en la industria a nivel nacional y que reunió a una decena de expositores, incluyendo la participación de un experto internacional en este ámbito.

Dentro de los expositores destacó el economista español Gonzalo Delacámara, director académico del Foro de Economía del Agua (Universidad de Alcalá); director del Departamento de Economía del Agua (Instituto Madrileño de Estudios Avanzados), y consultor para Naciones Unidas, Unión Europea, Banco Mundial y la OCDE, entre otras entidades. También expuso el jefe de Gabinete del Ministerio de OOPP, Francisco López; representantes de empresas sanitarias; y autoridades regionales.

El superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna participó en el módulo "Visión Global: escenario interno y contexto mundial del sector sanitario", oportunidad en la que revisó los principales logros del sector sanitario en Chile a partir de la década de los 90, en los que se produjeron cambios regulatorios y la incorporación de capital privado, trayendo consigo un cambio significativo en varios ámbitos, siendo el más relevante el aumento de las coberturas de agua potable, alcantarillado y tratamiento de aguas servidas en los sectores urbanos, situándose entre los mejores países de la OCDE.

Junto con la entrega de indicadores de gestión del sector sanitario, el superintendente Bruna explicó que la estrategia de la SISS es cumplir con su misión y para ello considera tres ejes: Poner a las personas en el centro de la actividad, no sólo de la superintendencia, sino del sector sanitario en general; Procurar la continuidad de Servicio para los ciudadanos, lo que implica intervenir en la calidad del servicio de las empresas hacia las personas; e impulsar una adaptación de la industria en su conjunto hacia los nuevos escenarios que impone el cambio climático.

"Poner a las personas en el centro... ¿qué significa esto?. Significa dotar a las personas de servicios sanitarios de calidad y sustentables. La validación de ello parte por la percepción de los mismos usuarios. Por eso es tan importante la Encuesta de Calidad de los Servicios Sanitarios que este año 2018 verá su 10ª versión y renovada. Porque esta es la única forma de verificar que la industria se adapta a los requerimientos de los usuarios y no solo cumple con lo mínimo, que son los requerimientos de la ley y la autoridad", anunció.

Sostuvo que "Esto produce un cambio sustantivo en la forma de verse como empresas sanitarias: dejan de gestionar infraestructura, para pasar a gestionar servicios para las personas y eso debe notarse en la forma en que operan sus servicios y en que se relacionan con las personas a las que atienden", advirtió el superintendente Bruna quien destacó que en la última encuesta se nota este giro que ha dado la industria hacia los ciudadanos el cual arrojó un incremento de la Satisfacción Neta, rompiendo siete años de evaluación negativa y mejorando la percepción en torno al precio/calidad del servicio.

Explicó que "este cambio de eje que pone al ciudadano en el centro de la actividad en el sector lo hemos aplicado en nosotros mismos como Superintendencia y nos hemos volcado con una vocación renovada hacia los ciudadanos: hemos hecho casi 200 actividades de educación, capacitación, plazas ciudadanas, y hemos procurado una mayor visibilidad en los medios de comunicación. Esto también es importante porque las personas que saben sus derechos y saben dónde ejercerlos, consultan más y reclaman más. Ese es un efecto deseado de empoderamiento de la SISS. Esta tendencia se vio aumentada con claridad en 2017, con un aumento de 21,2% en la recepción de reclamos, y una tendencia creciente, llegando a atender más de 40 mil reclamos al año", detalló.

El titular de la SISS indicó que el segundo eje estratégico desarrollado por la SISS es la continuidad del servicio. "En chileno, que no se corte el agua. Y en particular que no se produzcan cortes no programados. En 2016 se registraba un promedio de 21,2 cortes diarios en el país, muchos de los cuales ocurrían reiteradamente en la misma área, generando una creciente insatisfacción en los usuarios. Para solucionar aquello hemos desarrollado una política que mezcla el impulso a los Planes de Desarrollo, la reposición de las redes, el establecimiento de protocolos de acción frente a cortes reiterados y la inversión en sistemas tecnológicos que permitan realizar mantenciones preventivas en las redes. También estamos revisando nuestros procedimientos sancionatorios para entregar incentivos más eficaces a las empresas reguladas. El resultado de estas acciones fue mantener una la tendencia a la disminución de cortes no programados desde un 5% al año, hasta un 7,4% en 2017", precisó.

Sistemas sanitarios sustentables

Más adelante, el Superintendente Bruna se refirió al tercer eje estratégico de la SISS. "Hay un hecho innegable. El planeta está cambiando. El cambio climático provoca un desafío para el abastecimiento de agua: por un lado, causa severas sequías, y por otro lado, fuertes precipitaciones concentradas en poco tiempo y a alturas mayores que lo normal, lo que genera escurrimientos rápidos y violentos de agua provocando altas turbiedades en los ríos, lo que complica seriamente la producción de agua potable con la infraestructura que tienen las empresas sanitarias en la actualidad. Si bien durante los últimos años las empresas sanitarias afectadas por la sequía realizaron importantes esfuerzos de inversiones y gastos para mantener la continuidad de los servicios, deberán seguir invirtiendo en los años venideros. La solución debe abordar cambios estructurales en sus sistemas, lo que implica mayores niveles de inversión en fuentes que entreguen mayor seguridad", advirtió.

En función de ello, relevó el titular de la SISS, es que desde la Superintendencia ha impulsado unan estrategia doble: empujar a las empresas a comprometer y ejecutar inversiones en infraestructura que sostengan el sistema ante eventos de sequía o alta turbiedad; y una Gestión de Emergencias basada en las personas a través de una filosofía de cooperación público-privada.

"Por eso, hemos iniciado un proceso que bautizamos como DESAFÍOS 2030, donde unimos los esfuerzos de la superintendencia, de las empresas, de expertos y consultores, de académicos, de autoridades y vecinos, para vislumbrar y prepararnos para lo que viene. De ese ejercicio han surgido más de 900 factores, que nos hacen vislumbrar los ejes principales del futuro próximo en el sector sanitario, entre los que se cuentan la gestión sustentable de los recursos hídricos, las ciudades resilientes, y el ciudadano del siglo XXI", indicó.

Anunció que en las próximas semanas se iniciará la etapa 3 del proyecto Desafíos del Sector Sanitario al 2030, que consiste en la definición de un Plan de Acción y que convocará a actores del mundo público, privado, académico, y organizaciones no gubernamentales de manera de presentarles los resultados parciales y avanzar hacia la definición de una agenda de trabajo hacia el 2030.

siss, valparaiso, 2030, seminario, universidad catolica, agua potable, esval, superintendente