Remarcadores

Un condominio puede tener un medidor general sin remarcadores, uno general con algunas viviendas con remarcador, o también uno general y cada una de las viviendas con medidor remarcador.

· La empresa sanitaria solo puede negar la instalación de un remarcador en forma momentánea, mientras se solucionan las exigencias técnicas relacionadas con un expedito control de medición, el cual será de cargo del cliente. Cumplidas esas exigencias la empresa tiene la obligación de instalarlo y facturar en base a éste.

· Las diferencias que se producen entre el medidor general y la suma de los remarcadores, se pueden producir por diferentes causas, contándose entre las principales, aquella que dice relación con fugas o pérdidas en los tramos intermedios entre el medidor general y los remarcadores, consumos comunes (Riego), remarcadores detenidos o en malas condiciones, consumos no registrados etc. Cualquiera de estas situaciones, determina una diferencia que posteriormente se prorrotea entre los remarcadores habilitados. Si se descartan todas estas posibilidades, y el cliente duda respecto del buen funcionamiento del medidor, le asiste el derecho de exigir su revisión.

· Las diferencias de consumos que se originan entre el medidor general y los remarcadores y en particular los excesos, tienen su explicación en las siguientes causales, no siendo excluyentes unas de otras entre si:

  • Error de lectura: en la toma del estado del medidor general y/o remarcadores.
  • Existencia de fugas en la instalación interior: sean éstas visibles y/o invisibles.
  • Consumos sin medición: ej.: llave de jardín, remarcadores detenidos, etc.
  • Descalibración del medidor general: que origine registros mayores a los reales.
  • Descalibración de remarcadores: que originen registros menores a los efectivo.

· Un exceso de consumo puede estar explicado por un eventual error de lectura en cualesquiera de los medidores (general o remarcadores), lo cual es verificable al comparar la consistencia de ésta respecto de aquella que consigna la boleta bajo el concepto. "lectura actual", o de comparar ese mismo registro con el propio control de lecturas que cada persona puede llevar en forma independiente, en la misma oportunidad que lo realiza la empresa.

· La responsabilidad en la detección y reparación de las fugas existentes es del cliente afectado en lo individual, o de todos los integrantes o Administración respectiva, en los edificios o conjuntos habitacionales. En efecto, el Artículo 40º de la Ley General de Servicios Sanitarios (D.F.L. MOP Nº 382/88), establece: "El mantenimiento de las instalaciones interiores domiciliarias de agua potable y de alcantarillado es de exclusiva responsabilidad y cargo del propietario del inmueble".

· Por instalación interior en el caso de una comunidad habitacional se entiende toda aquella que se encuentra comprendida a continuación de la llave de paso ubicada después del medidor general y el último artefacto sanitario o llave instalada en el último departamento o vivienda, con excepción de los remarcadores. Por su parte, la instalación interior de cada departamento o vivienda, es aquella comprendida a continuación de la llave de paso instalada después del remarcador (o después del remarcador si carece de dicha llave), y el último artefacto o llave instalada en la propiedad.

subir