Instaladores sanitarios

Las instalaciones domiciliarias de agua potable y de alcantarillado son las obras necesarias para dotar de estos servicios a los inmuebles que lo requieran, a partir de su punto de conexión o empalme con la red pública o con los sistemas propios de abastecimiento de agua potable o disposición de aguas servidas (Art. 1° D.S. MINVU N° 267/80 - Reglamento de instalaciones Domiciliarias de Agua Potable y Alcantarillado)

La sigla RIDAA significa Reglamento de Instalaciones Domiciliarias de Agua Potable y Alcantarillado. Este reglamento, contiene el conjunto de disposiciones técnicas y administrativas mínimas que se deben cumplir para lograr que las instalaciones sanitarias ejecutadas al interior de un inmueble sean eficientes con el objetivo propuesto en su diseño.

Los únicos profesionales autorizados para realizar obras sanitarias son Ingenieros Civiles, Constructores Civiles, Arquitectos e Ingenieros Constructores. Además podrán proyectar y ejecutar obras los instaladores no profesionales autorizados que posean carné en las categoría general y especial.

La empresa sanitaria debe tener a disposición del público el listado SISS de instaladores no profesionales autorizados.

La empresa esta facultada para exigir el uso de materiales o estudios complementarios siempre que las condicionantes técnicas debidamente justificadas así lo ameriten. En caso de no concordar con el criterio de la empresa, el cliente puede apelar a la SISS.

subir