Tratamiento de aguas servidas

El tratamiento de las aguas servidas es parte integral del servicio de alcantarillado y por lo tanto de la tarifa por ese concepto. La prestación del servicio de alcantarillado incluye los procesos de: recolección, tratamiento y disposición.

El desglose del tratamiento de aguas servidas en la boleta de cobro, sólo obedece a una instrucción emanada por la Superintendencia, para otorgar a los clientes una mayor transparencia de los cobros que se les realiza. · La empresa, una vez que la planta de tratamiento de aguas servidas entra en explotación y es autorizada por la Superintendencia, se encuentra facultada para cobrar tarifas de acuerdo a lo dispuesto en su decreto tarifario.

Si la entrada en operación de una planta de tratamiento de aguas servidas se realiza en un período de consumo a facturar intermedio al de la lectura correspondiente, el cobro por dicho concepto debe aplicarse considerando la proporcionalidad lineal del consumo a partir de esa fecha, mientras que el restante consumo (restantes días), debe cobrarse con el valor de la tarifa anterior.

Todas las localidades que pertenecen a una misma cuenca, deben pagar la tarifa de tratamiento de aguas servidas, en forma proporcional a medida que se va concretando el programa de inversión y operación de las diversas plantas de tratamiento de la cuenca.

La aplicación de este criterio se fundamenta en que todas las localidades contaminan el agua de uno o más cursos hidrológicos de la cuenca, aguas arriba o aguas abajo de otras localidades y, por lo tanto el costo de tratamiento de las aguas servidas descargadas en estos cursos hídricos, debe ser financiado por todos.

Las Plantas de Tratamiento de Aguas Servidas deben someterse a un Estudio de Impacto Ambiental, en la medida que el proyecto presente a lo menos uno de los efectos, características o circunstancias contempladas en el Artículo 11 de la Ley N°19.300.

subir