Presión de agua potable

Bajas presiones pueden producir problemas para encender el calefón y usar otros artefactos, la causa puede radicar en una mala regulación del sistema de agua potable (cierre de válvulas, pérdidas considerables en la red, problemas en las fuentes de producción de la empresa), los cuales son de responsabilidad de la empresa, sin embargo también pueden ser causadas por defectos en las instalaciones domiciliarias, por lo que antes de presentar un reclamo es conveniente verificar si hay presión en la llave más cercana al medidor de agua. Si hay presión suficiente, significa que existen deficiencias en las instalaciones domiciliarias, cuya corrección es responsabilidad del propio cliente.

Las empresas sanitarias tienen por obligación respetar y mantener las presiones mínimas y máximas de servicio señaladas en la norma chilena NCh 691.Of98, y son las siguientes:

A nivel de terreno sobre la tubería, la presión mínima de servicio en las tuberías de distribución, excluyendo el arranque, debe ser
147 kPa (1,5 kgf/cm2 = 15 mca), para el consumo máximo horario, con una pérdida de carga máxima de 49 kPa (5 mca) en el arranque.

A nivel de terreno sobre la tubería, la presión estática en tuberías de distribución no debe ser mayor que 686,47 kPa (7 kgf/cm2 = 70 mca)

En el caso de uso de grifos, la presión mínima en la red a nivel de terreno, calculada con las condiciones indicadas en 7.1.1. de esta norma, debe ser igual o mayor que 49,03 kPa (0,5 kgf/cm2 = 5 mca). Donde:

  • kgf/cm2: kilógramo fuerza por centímetro cuadrado
  • mca: metros de columna de agua
  • kPa: kilopascales
subir