Consumo

Se sugiere verificar lo que marca el medidor cada vez que reciba su cuenta, y comunicar a la Empresa si esa lectura no es consistente con el dato que registra la boleta en el campo "lectura actual". Lo señalado, para efectos de descartar un eventual error de la empresa en la toma de estado del medidor.

El consumo de agua potable se cobra con base en los registros que se obtienen de los medidores de agua potable (lectura), según lo establece el Art. 113º del D.S. MOP Nº 1199/04 (Reglamento de la Ley General de Servicios Sanitarios).

En ausencia de medición (Ej. casa cerrada o medidor empañado, etc.), la empresa sanitaria podrá formular la cuenta aplicando el promedio de los últimos seis meses de correcto funcionamiento del medidor, conforme lo establece el Art. 107º del D.S. MOP 1199/04 (Reglamento de la Ley General de Servicios Sanitarios). Si el historial de consumos de la vivienda registra lecturas efectivas por un período inferior a seis meses, deberá formularse conforme a los meses disponibles. En el caso de no existir ningún registro, el término medio a aplicar será cero.

Cuando el medidor está detenido, destruido, deteriorado, no funciona correctamente o simplemente fue retirado sin conocimiento de la empresa sanitaria, se procederá a determinar el término medio con base a los 6 (seis) últimos consumos facturados obtenidos a partir de diferencias de lecturas registradas y cuyas diferencias sean distintas de cero, respecto de la lectura registrada en el período anterior. El promedio así calculado es "no descontable", es decir, no es abonable a futuros consumos que registre el medidor nuevo que reemplazará al detenido, destruido, sustraído o retirado.

La SISS ha instruido a las empresas sanitarias en cuanto a que debe cambiar los medidores detenidos, destruidos, deteriorados, con mal funcionamiento y colocar aquellos que hayan sido retirados sin justificación a mas tardar dentro de 60 días de ocurrido el evento, de tal modo que las facturaciones que realice con base a promedio no descontable, no excedan de dos (2) períodos mensuales.

Cuando la propiedad nunca ha tenido medidor instalado, la empresa está facultada para estimar el consumo de acuerdo al diámetro del arranque, según lo dispuso la Superintendencia a través de Resolución Nº 358 de 04-10-90 (ver tabla).

Dicho consumo promedio debe ser ajustado al obtenerse la(s) lectura(s) más inmediata(s).

Consumo presunto para servicios directos sin medidor

Diámetro (mm)
m3
13 - 15
30
19 - 20
50
25
150
32
240
38
310
50
520
75
2.200
100
2.500
125 ó más
9.400


El aumento del consumo si las lecturas del medidor son secuenciales, hace presumir que el medidor está en buen estado, por lo que dicho aumento podría tener su explicación en fugas que se registran en los artefactos y/o fugas invisibles de cañerías.

Si considera que los consumos son muy altos y no encuentra motivos para ello, como por ejemplo que el medidor este detenido, que los artefactos no tienen pérdidas o que las lecturas del medidor no son secuenciales, debiera realizar una prueba simple para verificar si existen de fugas en algún tramo de la instalación interior de la vivienda (cañerías o artefactos sanitarios). Para esto, es preciso no utilizar agua potable ni los artefactos sanitarios, por un período de tiempo determinado (no inferior a media hora), tomar el estado del medidor, al final de la media hora deberá verificar si el medidor registra o no algún cambio, si registra una lectura distinta significa que tiene fugas invisibles y debiera solicitar verificación del medidor.

La existencia de alguna fuga de agua potable, producto del mal funcionamiento de una llave o artefacto sanitario al interior de la vivienda, puede originar un importante incremento a los consumos habituales. A modo de ejemplo, un estanque de baño que tuviera rebase, registra un consumo promedio de 5 litros/minuto, con lo cual bastarían sólo 24 horas para obtener un mayor consumo de aproximadamente 7000 litros.

La mantención y reparación de la instalación interior de la vivienda es de responsabilidad de cada cliente.

El hurto de agua potable se encuentra penalizado por el Código Penal.

subir