Boleta o Factura de cobro

Se considera un derecho de la empresa sanitaria el cobrar por los servicios prestados, y por consiguiente es una obligación para el cliente el pago de los mismos, para ello la empresa sanitaria debe emitir una boleta o factura que debe ser entregada en el inmueble que recibe el servicio en el plazo máximo de 5 días, contados desde su emisión, y el plazo para efectuar el pago no podrá ser inferior a 15 días contados desde la fecha de emisión del documento. El hecho que el cliente cuestione alguno de los montos cobrados no lo inhabilita respecto de la obligación del pago, en este caso debe recurrir a la empresa sanitaria a través de la interposición de reclamo, instancia establecida en la normativa vigente, en la cual la empresa tiene la obligación de responder al reclamante.

La boleta o factura por la prestación de los servicios debe ser emitida mensualmente, en base al registro del respectivo medidor, con las excepciones que se establecen en la normativa vigente y no podrá incluir cargos correspondientes a prestaciones proporcionadas con anterioridad superior a dos meses contado desde la fecha de su emisión; Por lo tanto, la empresa sanitaria no puede realizar cobros retroactivos, a no ser que cuente con la autorización del cliente o con un fallo judicial.

El documento de cobro sólo puede incluir cobros por:

  • Cargo Fijo
  • Consumo de agua potable
  • Servicio de alcantarillado
  • Reajustes e intereses corrientes
  • Corte y reposición
  • Cobranza extrajudicial
  • Tratamiento de aguas servidas

Las prestaciones distintas de las señaladas sólo pueden ser incluidas en la respectiva boleta o factura, previa autorización expresa y escrita del cliente. Tales cobros, podrán ser incluidos en otros documentos distintos de la boleta o factura de servicios básicos.

Para que un concepto sea cobrado a través de la boleta o factura debe cumplir ciertos requisitos; por ejemplo, debe corresponder a cobros por consumos básicos de agua potable o servicio de alcantarillado de aguas servidas mensual en base al registro del respectivo medidor, con las excepciones establecidas en la actual normativa y las definidas en las letras b), c) y d) del artículo 36° del DFL MOP N° 382/88, como son el cobro de reajuste e intereses corrientes, costos de cobranza extrajudicial y costo de la suspensión y de la reposición, respectivamente; Por otra parte, las prestaciones distintas a los consumos básicos, acotadas por el objeto único deben contar con autorización expresa y escrita del cliente o autorización judicial pertinente Todo cobro debe venir especificado en la boleta.

subir