Ajuste Sencillo

La Superintendencia a través del instructivo denominado "Manual de Facturación" remitido mediante Oficio Ord. SISS N°2929 de fecha 29.11.99, facultó a las Empresas Sanitarias para utilizar el "Ajuste de Sencillo", siempre y cuando no signifique un perjuicio para el cliente.

Esto significa no ajustar hacia arriba (débito para el cliente), toda vez que constituiría un cobro indebido, hecho que ameritaría una sanción al prestador.

Así por ejemplo, si la suma de los distintos cargos asociados a los servicios prestados alcanza un monto de $10.249.-, el ajuste sólo se aceptará como válido si el monto a cobrar por la empresa corresponde a un valor inferior, como por ejemplo $10.240, o $ 10.200:

En este ejemplo, el valor no cobrado en esa oportunidad ( $9) ó ( $ 49) según corresponda, se adicionará (sumará) en la próxima facturación en el concepto "Ajuste sencillo anterior". Ahora bien, de originarse nuevamente moneda divisionaria en la cuenta total a pagar, nuevamente se aplicará el procedimiento definido.

Este procedimiento tiene por finalidad:

1. Disminuir la probabilidad de error en la dación de vuelto, al no considerarse la utilización de moneda divisionaria de valor pequeño.

2. Optimizar los tiempos en este trámite, tanto para el cliente como para el Recaudador.

subir