Superintendente fiscaliza avance de obras para emergencias de suministro en la Región Metropolitana

Tras el corte de agua potable de febrero de 2017, la Superintendencia de Servicios Sanitarios exigió a Aguas Andinas desarrollar obras intermedias, previo al inicio de operación de un tranque de 1.500.000 metros cúbicos que se proyecta en la comuna de Pirque. Estas obras permitirán incrementar la autonomía de los sistemas de abastecimiento de agua potable para minimizar los cortes ante eventos climáticos y avanzar en medidas concretas para adaptar a la comunidad al cambio climático, haciendo más resiliente la capital.

SISS, santiago, superintendente, peñalolen, emergencias, rio maipo, turbiedad.
SISS, santiago, superintendente, peñalolen, emergencias, rio maipo, turbiedad.

Santiago, 26 de octubre de 2017: El Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna fiscalizó el estado de avance de obras para emergencias de suministro que Aguas Andinas se encuentra construyendo en la comuna de Peñalolén,  frente a eventos de fuerza mayor como las turbiedades extremas en el río Maipo.

La autoridad informó que se trata de un proyecto programado para febrero de 2018  que contempla la construcción de 9 estanques de almacenamiento de agua potable, que estarán ubicados además de Peñalolén en La Reina, La Florida, La Pintana y Puente Alto. Estas construcciones tendrán la capacidad de contener 54 millones de litros de agua potable, lo que permitirá aumentar la autonomía del suministro de agua para Santiago de 9 a 11 horas. La construcción de estos estanques, será complementada con la habilitación de pozos de agua subterránea, lo que harán de Santiago una ciudad más preparada para enfrentar los eventos de turbiedad extrema en los ríos.

“Estas obras fueron exigidas por la SISS tras el corte de agua potable de los días 25 y 26 de febrero de 2017, y complementarias a aquellas obras que se construyeron en la fase I y  al tranque de 1.500.000 de metros cúbicos que almacenará agua cruda. Este último definido en la fase II de plan de mitigación de los impactos que generan los eventos de turbiedad extrema que han ocurrido en el río Maipo. Esta obra aumentará la autonomía del suministro a 32 horas y se proyectan para que su operación se inicie a comienzos del año 2020”, precisó Bruna.

El titular de la SISS destacó que se ha trabajado fuertemente en el desarrollo de la infraestructura que necesita nuestro país, apoyando el crecimiento de las ciudades y mejorando la calidad de vida de los ciudadanos, considerando los episodios ocurridos en febrero y abril último.

“Producto del cambio climático que experimentamos, es probable que se produzcan nuevos episodios críticos como los ocurridos, la SISS está trabajando en tres planos: prevención, coordinación y comunicación”, advirtió el Superintendente Bruna, al tiempo destacó que “como parte de sus ejes estratégicos, la SISS ha impulsado la ejecución de obras de seguridad para preparar el sistema sanitario ante eventos de turbiedad extrema derivados de precipitaciones intensas que pongan en peligro el suministro en el Gran Santiago”, advirtió el Superintendente de Servicios Sanitarios.

Planes de emergencia

En forma paralela a la construcción de obras, la Superintendencia de Servicios Sanitarios ha exigido a las empresas que producen agua potable y tratan las aguas servidas que actualicen periódicamente sus planes de emergencia, definiendo acciones inmediatas para la reposición y el funcionamiento del servicio, así como para disponer de distribución de emergencia de agua potable por medios alternativos como camiones aljibe, estanques móviles o la habilitación de pozos.

En este sentido, el Superintendente Bruna informó que “También nos encontramos trabajando en conjunto con las empresas en el modelamiento y simulación de emergencias probables y en el reforzamiento de los suministros alternativos. En esta instancia público/privada, liderada por el Ministerio del Interior, han participado la SISS, la ONEMI, el Ministerio de Salud, Municipalidades y empresas sanitarias de las quince regiones del país, permitiendo las coordinaciones previas y necesarias para enfrentar de mejor manera los desafíos que han implicado las situaciones de emergencia, tales como terremotos, aluviones, tsunamis y erupción de volcanes”, dijo.

Y desde el punto de vista institucional, señaló el Superintendente, la SISS se encuentra desarrollando una labor a nivel nacional en conjunto con la Onemi y el Área de Gestión de Riesgos y Desastres del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en orden a generar un sistema un sistema resiliente, es decir, con la habilidad de superar las crisis y aprender de ellas.

SISS, santiago, superintendente, peñalolen, emergencias, rio maipo, turbiedad.
subir