Municipalidad de Licantén y Nuevo Sur sellan acuerdo para tratar aguas servidas en Iloca

La suscripción de este acuerdo da solución a un problema que afectaba a 60 familias de la localidad costera, quienes debían operar y mantener una planta de tratamiento de aguas servidas, enfrentando colapsos del sistema y olores molestos.

SISS, vivienda, charlas, profesionales, reglamentacion
SISS, vivienda, charlas, profesionales, reglamentacion

Talca, 01 de septiembre de 2017: Un importante acuerdo suscribieron el alcalde de la Municipalidad de Licantén, Marcelo Fernández con el Gerente General de Nuevo Sur Maule, Julio Santivañez, a través del cual la compañía sanitaria asumió la operación y mantención de la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas de la Villa Rayén Quitral de Iloca.

El acuerdo rige a partir de hoy viernes 1° de septiembre del año en curso, y se concretó tras un trabajo conjunto entre los vecinos de la Villa Rancura de Iloca, el alcalde y personal de la Municipalidad de Licantén, los profesionales de la Oficina Regional de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) en Maule, la empresa Nuevo sur, y representantes de SERVIU, tras lo cual permitirá que los habitantes del sector podrán contar con apoyo técnico para administrar esta planta para tratar las aguas servidas provenientes de 60 viviendas que componen este conjunto habitacional construido por el Servicio de Vivienda y Urbanismo (SERVIU).

La ceremonia de oficialización de este acuerdo se realizó en las Oficinas de la SISS en Talca, y estuvo presente el Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna, quien escuchó atentamente los relatos de los dirigentes vecinales que participaron en la suscripción del acuerdo, y en los que detallaban los serios problemas técnicos que tuvieron que abordar por no saber operar este sistema, y que producto de ello generó externalidades negativas a la comunidad que residía en la Villa Rayén Quitral, tales como olores molestos, colapsos del sistema y, en definitiva, resolver situaciones no previstas con las aguas servidas.

Durante la escucha y el diálogo con los vecinos y el alcalde de Licantén, el Superintendente Bruna recogió sus observaciones y sugerencias sobre los servicios sanitarios que entrega Nuevo Sur, y  les invitó a mantener la relación permanente y estable en el tiempo con la SISS de manera de velar en forma conjunta por la prestación de servicios de calidad; y que en caso que se sientan afectados pueden recurrir al organismo para ejercer este derecho ante la concesionaria.

“Quiero que sepan que estoy muy contento porque sé que este acuerdo mejorará sustancialmente su calidad de vida, y se trata de un caso especial en que se está dando una solución a las personas. Yo estoy contento porque da solución definitiva a los vecinos para que vivan en forma más digna. Cuando la gente vive bien, uno se alegra porque como SISS estamos trabajamos para ello. A partir de ahora el manejo de este sistema será parte de los compromisos adquiridos por Nuevo Sur”, dijo el Superintendente Bruna, al tiempo de destacar que ya se encuentra en proceso de licitación de la red primaria y planta de tratamiento de aguas servidas que incluirá la red secundaria de la localidad de Iloca. 

Por su parte, el alcalde de Licantén, Marcelo Fernández señaló en la oportunidad que “lo principal es preocuparnos de los vecinos de nuestra comuna, en este caso específicamente de la Villa Rayen Quitral, quienes verán mejorado el servicio de tratamiento de las aguas servidas, es por eso que hoy nos reunimos con el Superintendente de Servicios Sanitarios, Aguas Nuevo Sur, Serviu y representantes de la Villa para firmar el convenio de traspaso, ya que la importancia que tiene este acuerdo es relevante del punto de vista de trabajar en equipo para poder dar una buena solución”, señaló el edil.

Por su parte, el jefe de la Oficina Regional de la SISS en la Región de Maule, Juan Carlos González se mostró muy contento con la firma del convenio “este en un convenio muy importante que mejorará la calidad de vida de 60 familias, quienes mantenían la planta de tratamiento y hoy gracias a esta gestión, será responsabilidad de Agua Nuevo Sur a partir del día 01 de septiembre, así los vecinos se van a poder despreocupar de la planta y vivir de forma más tranquila. Nosotros como Superintendencia fiscalizaremos las operaciones de la planta y que no tengamos ningún problema”, destacó el profesional de la SISS.

Finalmente se hizo entrega oficial de las llaves de la planta de operaciones al Gerente de Aguas Nuevo Sur, por parte de los vecinos y el alcalde Fernández. “A nosotros nos permite aliviar de manera real y efectiva la operación de esta planta, que ha sido un poco complicada. Nosotros esperamos que todo resulte bien”, señaló el Gerente General de Nuevo Sur, Julio Santivañez.

Se encuentra previsto que en dos años más,  los aproximadamente mil clientes de Iloca tendrán servicios de alcantarillado y tratamiento de aguas servidas, es decir, alrededor de 4.000 habitantes. Sin embargo la población flotante aumenta en temporada estival, lo cual se estima que el balneario recibe a cerca de 16.000 habitantes.

Con la concreción de este proyecto de agua potable y alcantarillado en la comuna de Iloca, se igualarán los indicadores de cobertura de agua potable con las coberturas de alcantarillado y tratamiento de aguas servidas para la Región del Maule, es decir, alcanzarán el 100%.

SISS, vivienda, charlas, profesionales, reglamentacion
subir