Superintendente inspecciona plantas de agua potable y respaldo eléctrico en instalaciones de Lluta, Arica.

Superintendente de Servicios Sanitarios verificó en terreno la infraestructura sanitaria de Aguas del Altiplano S.A., y la implementación de los planes de contingencia instruidos anteriormente, cuyo propósito es minimizar las deficiencias que eventualmente se pueden producir en caso de una emergencia derivada de eventos naturales.

SISS, arica, agua potable, fiscalizacion.
SISS, arica, agua potable, fiscalizacion.

Arica, 11 de agosto de 2017: En el marco de su visita a la ciudad de Arica, el Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna recorrió la planta de tratamiento de agua potable de Lluta, oportunidad en la que inspeccionó los respaldos eléctricos declarados por Aguas del Altiplano, cuya planta de osmosis inversa cuenta con un generador eléctrico de 1000 KVA.     

El titular de la SISS recordó que las empresas concesionarias deben garantizar la calidad y continuidad de sus servicios "sin perder de vista que se trata de un servicio básico e indispensable, y que es evidente el deber de responsabilidad que impone asumir una actitud proactiva frente a catástrofes o emergencias de cualquier índole, y que afecten o pongan en riesgo los servicios sanitarios en cuanto a su calidad y continuidad, todo ello por la seguridad del público y la salud de la población".

Para el caso de la planta de tratamiento de agua potable de Lluta, el Superintendente Bruna valoró el que sus respaldos eléctricos se encuentren en 100% habilitados, “lo cual independiza a este sistema y su infraestructura en caso de cortes de energía en la región, y que son situaciones mucho más frecuentes de lo que uno cree. La SISS ha instruido la implementación de estos respaldos, para minimizar las deficiencias que se pudieran producir en caso de una eventual emergencia derivada de eventos naturales”, advirtió.

El Superintendente realizó un recorrido por las instalaciones, que es una de las primeras plantas con estas características en Chile,  cuyo sistema de osmosis inversa es un proceso de tratamiento y purificación del agua cruda, extraída de sondajes del Valle de Lluta, por medio de un sistema de membranas.

Respecto a la cantidad y calidad de agua de la concesión de Arica, cabe señalar que la totalidad del agua que se extrae, ya sea de sondajes de Lluta y Azapa y de la ciudad, es del orden de 600 a 700 l/s, la cual es  tratada para su potabilización  mediante procesos de osmosis inversa, cumple con los estándares establecidos en la norma chilena de agua potable, estándares que por otra parte son permanentemente supervisados por la Superintendencia de Servicios Sanitarios.

Durante la visita, el Superintendente Rolando Bruna visitó las instalaciones  de los laboratorios y revisaron los procesos que van desde la extracción del agua de sondajes, filtración, proceso de osmosis inversa y mineralización para la obtención del agua potable.

SISS, arica, agua potable, fiscalizacion.
subir