Planta de agua potable “El Carmelo” asegura calidad en Tarapacá

Planta de tratamiento de agua potable El Carmelo va en directo beneficio de los vecinos de Iquique y Alto Hospicio, dado que da cumplimiento a los requisitos de calidad del agua potable en un parámetro que ha generado tantas controversias como es el arsénico.

SISS, Tarapacá, El Carmelo, agua potable, Iquique, Alto Hospicio, calidad
SISS, Tarapacá, El Carmelo, agua potable, Iquique, Alto Hospicio, calidad

Pozo Almonte, 11 de agosto de 2017: Una nueva planta de abatimiento de arsénico, que permitirá a la Región de Tarapacá contar con agua potable bajo el límite máximo que exige la ley, fue inaugurada este martes 8 de agosto en Pozo Almonte, a 55 kilómetros al oeste de Iquique.

El Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna, destacó la necesidad de instalar infraestructura, tecnología y realizar inversiones para producir agua en la Región de Tarapacá, la cual proviene desde 200 metros de profundidad de la pampa del Tamarugal por las aguas que vienen de la cordillera y que presentan, en forma natural, altas concentraciones de minerales, tales como arsénico, manganeso, sulfatos, y otros, no siendo apta para el consumo humano sin un tratamiento adecuado.

Recordó que en enero de 2017 se cumplió el plazo normativo que posicionó a Chile dentro de los países a nivel mundial con las mayores exigencias para el parámetro arsénico y lo ubicó dentro de los más altos estándares establecidos por la Organización Mundial de la Salud para el agua potable.

“La empresa Aguas del Altiplano ha abastecido a la comunidad con un producto de acuerdo a los requisitos vigentes, con todos los parámetros medidos por la Norma Chilena NCh 409 bajo el límite máximo permitido. En el caso del arsénico, con concentraciones menores a los 0,03 miligramos por litro. Sin embargo, para dar cumplimiento a este cambio normativo, que redujo el límite máximo permitido para el arsénico hasta un valor de 0,01 miligramos por litro, la Superintendencia de Servicios Sanitarios requirió a la empresa la ampliación y mejoramiento de su infraestructura, estando la compañía obligada desde el primero de enero de este año a cumplir con dicha exigencia”, señaló durante su discurso en la ceremonia inaugural.

El Superintendente Bruna destacó que “tanto la ampliación del sistema de producción de agua potable Santa Rosa, en la comuna de Alto Hospicio, y la de El Carmelo en Pozo Almonte, se está logrando una mejor calidad de agua potable, lo que va en directo beneficio de la salud y de la calidad de vida de las familias que residen en esta zona”.

Y en este sentido advirtió que la calidad del agua potable se controla a través de un procedimiento de muchos muestreos físicos, químicos y bacteriológicos, que nos indican si el agua es apta o no para el consumo humano, los cuales son fiscalizados en forma permanente por la Superintendencia de Servicios Sanitarios.

“En el caso de las localidades de Alto Hospicio e Iquique, así como en resto de las localidades urbanas de la región, estos controles indican que el agua cumple con todas las exigencias normativas, por lo que los vecinos pueden tomar agua de la llave con seguridad, y de esta forma podrán generar un importante ahorro en su presupuesto al sustituir agua embotellada por agua de la llave”, enfatizó el titular de la SISS.

El Superintendente de Servicios Sanitarios destacó que “estas son obras que tienen sentido porque mejora la calidad de vida de las personas, que va en directo beneficio de la salud y de la calidad de vida de las familias que residen en esta zona. Esta obra es un hito histórico y forma parte de los desafíos que tenemos como país de estar a la altura de países con altas exigencias medio ambientales. Es una parte de un conjunto de acciones, así como un sinfín de obras que gracias a la alianza público privada estamos impulsando para el beneficio del país, que nos llenan de orgullo”, concluyó.

SISS, Tarapacá, El Carmelo, agua potable, Iquique, Alto Hospicio, calidad
subir