Sanitarias pierden requerimientos contra la SISS

En tres casos, los tribunales de justicia ratificaron sanciones por más de $121 millones en multas a sanitarias.

siss, tribunales, sanciones.
siss, tribunales, sanciones.

Santiago, 06 de julio de 2017: Tres recursos presentados por empresas sanitarias fueron rechazados por los tribunales de justicia, apoyando sanciones de la Superintendencia de Servicios Sanitarios por más de $121 millones.

En el primero de los casos, el 5° Juzgado Civil de Santiago apoyó una sanción de $57,2 millones que había fijado la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) contra SMAPA, la empresa de agua potable de Maipú. La multa se estableció por haber incumplido su Programa de Desarrollo en 2013.

La empresa había recurrido por esta determinación, alegando que la SISS había aprobado un cambio en el mencionado programa. El caso, sin embargo, es que este cambio se aprobó después de iniciado el proceso sancionatorio. La compañía, de propiedad municipal, alegó que la razón de su incumplimiento fue fuerza mayor, lo que fue desestimado por el tribunal debido a que no había ninguna razón imprevista para no ejecutar lo comprometido.

Falta de información

En el segundo caso, más de $56 millones de pesos de multa deberá pagar la empresa Aguas Manquehue, luego que el 7° Juzgado Civil de Santiago ratificara la sanción establecida por la SISS por incumplir órdenes e instrucciones escritas sobre su obligación de informar la presión mínima real que puede mantener en el tiempo en los diversos puntos de conexión. Este hecho se verificó por la ausencia de dicha información en los certificados de factibilidad emitidos por la empresa en 2014.

Aguas servidas

A su vez, una multa de $8,4 millones deberá pagar la empresa Aguas del Altiplano, luego que el 4° Juzgado Civil de Santiago rechazara su reclamación ratificando una sanción establecida por la SISS debido a descargas ilegales de aguas servidas y deficiencias en su tratamiento.

La empresa señaló que se trató de acciones ilegales de terceros ocurridas en el año 2013, quienes sustrajeron aguas desde los micro aspersores que alimentan el Parque Los Olivos, ubicado  en  un sector desértico, el que recibe parte  de  las  aguas  tratadas  en  la  planta de Alto Hospicio. Sin embargo, la Superintendencia de Servicios Sanitarios había constatado escurrimientos de aguas servidas con anterioridad y se avisó recurrentemente de ello.

siss, tribunales, sanciones.
subir