SISS explica alcances sobre nueva legislación aplicable a los servicios sanitarios rurales.

Encuentro organizado por AIDIS-CHILE reunió a profesionales del sector sanitario, organismos públicos y representantes de las organizaciones de agua potable rural, oportunidad en la que se abordaron aspectos del nuevo marco legal referido a la prestación de servicios sanitarios en este ámbito.

Santiago, 19 de junio de 2017: Una exposición sobre la nueva legislación aplicable sobre los servicios sanitarios rurales, y el rol fiscalizador que le corresponderá a la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) tras la entrada de este nuevo marco legal, presentó este mediodía el funcionario de la División de Concesiones Ricardo Sepúlveda en el Seminario  “Nueva Ley…Nuevas Aguas en el Sector Rural” organizado por la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental AIDIS –Chile.

Como es de conocimiento, la Ley 20.998 sobre Servicios Sanitarios Rurales fue publicada en el Diario Oficial el 14 de febrero de 2017. Sin embargo, aún no entra en vigencia, a la espera de la discusión y aprobación del Reglamento de dicho texto legal.

Esta iniciativa legal favorecerá a un millón 700 mil chilenos y chilenas que se abastecen por este tipo de sistemas de agua potable rural en el país y busca el fortalecimiento de las organizaciones comunitarias que administran los APR e incorporar el saneamiento de las aguas para éstos. Este proyecto había sido ingresado al Congreso en el año 2008 durante el primer mandato de la Presidenta Michelle Bachelet.

Profesionales de distintas áreas de la SISS han participado activamente en la redacción del proyecto de ley, y en la actualidad, del Reglamento, cuyo ámbito de aplicación es regular las prestaciones de agua potable, alcantarillado y tratamiento de aguas servidas prestados en áreas rurales por parte de cooperativas y comités conformados para tales fines, destacándose el espíritu comunitario que realza esta actividad por muchos años.

El proyecto viene a regular aspectos técnicos, normativos, tarifarios, de gestión y patrimoniales de los sistemas de agua potable rural, así como, se regula la función del Estado en estos servicios, definiéndose los roles que les corresponderá a cada uno de los organismos que intervienen.

“Se trata de una legislación que le va a dar institucionalidad a las cooperativas y comités que prestan sus servicios en el área rural, pero en donde, sin embargo, no estaban establecidos los derechos, los deberes y cómo apoyaba finalmente el Estado más allá de la apertura de los sistemas", destacó el profesional de la SISS, Ricardo Sepúlveda.

En cuanto al rol que le corresponderá a la SISS, explicó Sepúlveda. “Éste estará centrado básicamente en dos funciones primordiales para el buen funcionamiento de estos servicios, ahora bajo esta nueva institucionalidad: por una parte, con la labor fiscalizadora de la calidad y continuidad de la prestación, protegiéndose los intereses de los ciudadanos usuarios de estos servicios; y por otra, la fijación de las tarifas a cobrar a estos últimos, con el claro propósito que éstas respondan a criterios de justicia y transparencia”, sostuvo el profesional de la Superintendencia.

Añadió que el proyecto establece que los territorios operacionales de los servicios sanitarios rurales solo podrá ser operado por cooperativas o comités, y excepcionalmente por otras personas naturales o jurídicas. Adicionalmente, otorgará licencias indefinidas para los sistemas existentes que hayan contado con inversión del Estado, para lo cual deberán inscribirse en un registro que llevará el Ministerio de Obras Públicas.

Al final de la exposición, profesionales de la SISS aprovecharon la instancia para aclarar inquietudes durante la mesa de consultas, que fueron realizadas con mucho interés por parte de los asistentes al evento.

subir