SISS inició investigación especial al parque de grifos de las nueve comunas de la región de Atacama

Información requerida a Aguas Chañar por parte de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), está orientada a verificar el cumplimiento del programa de mantenimiento preventivo anual a la totalidad de su parque de grifos, consistente en que cada uno de ellos sea revisado para garantizar su correcto funcionamiento.

Copiapó, 5 de diciembre de 2016: La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) a Aguas Chañar S.A., solicitó a la empresa Aguas Chañar los antecedentes del catastro anual de grifos, catastro que deben realizar todas las empresas sanitarias del país una vez al año, con el objetivo de verificar la operatividad, estado y señalética de estos elementos, y verificar el cumplimiento de la norma chilena NCh 691 Of. 98.

El Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna destacó que los grifos son elementos de protección para la vida y los bienes de las personas, dado que tienen por finalidad suministrar el agua necesaria para que Bomberos pueda sofocar los incendios que afecten a viviendas y otros inmuebles.

El titular de la SISS señaló que el objetivo de esta investigación "está orientada a que los vecinos de las comunas de Atacama sientan seguridad en que su parque de grifos está fiscalizado, y que es atendido oportuna y correctamente por Aguas Chañar S.A.. La compañía debe realizar un programa de mantenimiento preventivo en forma anual a la totalidad de su parque de grifos, y es por ello que hemos instruido a la compañía que nos entregue un completo catastro sobre este programa de trabajo para identificar si está dando cumplimiento a la normativa vigente", advirtió.

Explicó que "durante el verano se incrementa significativamente la cantidad de intervenciones que deben realizar equipos de terreno de las empresas sanitarias para reparar grifos dañados. Muchas personas abren los grifos con herramientas no indicadas y para fines distintos a aquellos para los que fueron instalados, provocándoles daños y desperfectos. Independientemente del despilfarro indiscriminado de agua potable, lo más grave de esta situación es que las aperturas irresponsables de grifos ponen en riesgo la seguridad de las personas y dificultan el trabajo de Bomberos a la hora de sofocar un siniestro", advirtió el titular de la SISS.

Explicó que los grifos se rigen por la norma chilena NCh 691 Of. 98, y que en las condiciones más desfavorables la edificación más alejada es de 150 m. máximo.

Los grifos son parte de la infraestructura de la empresa sanitaria, por lo que el mantenimiento de los grifos públicos, así como también el cumplimiento de todas las obligaciones relativas a la calidad y operatividad, según corresponda.

Sin embargo, el Superintendente de Servicios Sanitarios también formuló un llamado a los vecinos a colaborar con el cuidado de los grifos, considerando que su manipulación es un hecho sancionado por la justicia y sólo pueden ser operados por funcionarios de la empresa sanitaria y Bomberos.

subir