Superintendente se refiere al manejo sustentable del agua en Chile, durante seminario sobre "Sustentabilidad Urbana 2050: Gestión del agua en la Ciudad", organizado por la Universidad Católica.

Autoridad señaló que asumir la sustentabilidad como modelo de gestión y su impacto en las ciudades, implica que las compañías del sector deben trabajar para proveer un servicio de agua potable, alcantarillado y tratamiento de aguas servidas de calidad, generando satisfacción y asumiendo compromisos con las personas sobre la base de la mejora continua, la gestión de los recursos naturales y tarifas sustentables.

seminario;sustentabilidad, urbana,2050,gestión;católica
seminario;sustentabilidad, urbana,2050,gestión;católica

Santiago, 07 de noviembre de 2016: El superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna destacó la necesidad de trabajar en políticas integrales que impliquen un cambio en la manera de manejar los recursos hídricos, dando una importancia igualitaria a los factores económicos, sociales y ambientales, con el convencimiento de que el equilibrio entre todos ellos permite potenciar ciudades más sustentables en nuestro país, mediante la búsqueda de menores impactos y mayores consensos.

El titular de la SISS se refirió a esta materia durante su ponencia en el seminario "Sustentabilidad Urbana 2059: Gestión del agua en la ciudad" realizado por el Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (CEDEUS) de la Pontificia Universidad Católica de Chile, organizado por los investigadores del Cluster de Recursos Críticos de esa casa de estudios superiores, encabezados por Pablo Pastén, Jorge Gironás y María Molinos como organizadora. En la oportunidad, también participaron Víctor Galilea, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios (ANDESS), y Ginger Sigmon, Managing Director Department of Civil & Environmental Engineering & Earth Sciences, Energy Frontier Research Center, University of Notre Dame.

El economista destacó que la SISS ha enfocado su trabajo en torno a las personas, lo cual implica abrir un diálogo con los ciudadanos sobre las políticas públicas que se buscan implementar en torno a los recursos hídricos, con un ánimo constructivo y que apunte a la toma de decisiones dando igual importancia a los factores económicos, sociales y ambientales. "Garantizar el desarrollo sustentable implica el diálogo sincero con todos los públicos y permite un progreso continuo. Además, fortalece la participación y el desarrollo de las comunidades entregando legitimidad a las políticas públicas", destacó el Superintendente Bruna.

En este sentido, el Superintendente Bruna reiteró que se requieren esfuerzos por parte de las compañías en la reducción de las pérdidas de agua potable, que está en gran medida vinculado con el estado de las redes y en campañas de ahorro de agua. "En tiempos de escasez hídrica, la industria sanitaria presenta elevados porcentajes de pérdida de agua potable en redes. Podemos observar que el porcentaje de agua no facturada de las 28 empresas principales fue de 33,65% valor que se encuentra prácticamente estancado desde el 2012. Reducir estos valores será uno de los principales desafíos del sector en los próximos años, en el contexto de la creciente presión sobre el recurso hídrico y de menor disponibilidad a causa del cambio climático", advirtió la autoridad.

Recordó que "la satisfacción de los usuarios con el sector sanitario ha disminuido sostenidamente en cerca 100% en los últimos 7 años, y a diferencia de otras empresas de servicios, la satisfacción con el sector sanitario se ha mantenido baja, tendencia acentuada en el último tiempo", enfatizó el Superintendente.

Durante el desarrollo de la actividad, se planteó el uso de sistemas biológicos de tratamiento de aguas residuales para la eliminación de nutrientes, a lo cual el superintendente Bruna manifestó que la elaboración de políticas ambientales requiere de la participación de diversos actores. "La participación ciudadana permite explicar a la ciudadanía las políticas que se quieren aplicar, los beneficios y costos de ellas, reconocer las legítimas diferencias, situaciones, problemas, tecnologías disponibles y respuestas a los desafíos ambientales", aseveró.

En la actividad también participó el jefe del Departamento de proyectos de aguas lluvias, de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) del Ministerio de Obras Públicas, Rodrigo Mansilla, quien se refirió a la edición del Manual de Drenaje Urbano, el primer documento técnico chileno respecto del tema.

El segundo módulo denominado "Vínculos con el medio" fue moderado por María Molinos, y su primera ponencia estuvo a cargo de Ximena Abogabir, secretaria del Directorio de la Fundación Casa de la Paz. Durante su presentación se refirió a que los mayores retos institucionales consisten en resolver la dispersión de atribuciones entre las 43 autoridades diferentes que hoy existen en la materia, además de la tramitación del Código de Aguas y la protección de los ecosistemas.

Más tarde realizó su ponencia la jefa del Departamento de Conservación de Ecosistemas Acuáticos del Ministerio del Medio Ambiente, Paula Díaz quien abordó el tema de la situación actual de los humedales, por lo que sugirió la creación de una línea base país y una red de monitoreo trófico de estos.

La invitada internacional al evento, Ginger Sigmon - Managing Directora Department of Civil & Environmental Engineering & Earth Sciences, Energy Frontier Research Center, University of Notre Dame (ND Energy), se refirió al nexo importante entre agua y energía. De este modo, llamó a desarrollar sistemas más complejos e integrados en torno al vital elemento.

seminario;sustentabilidad, urbana,2050,gestión;católica
subir