Fiscalizadores de la SISS de todo el país actualizan conocimientos en tratamiento y calidad del agua potable

Superintendente Ronaldo Bruna destacó los objetivos de esta capacitación ante los desafíos que enfrenta la industria sanitaria en el contexto de la escasez hídrica que afecta a nuestro país.

Santiago, 26 de octubre de 2016: En el marco del proceso permanente de actualización de conocimientos, fiscalizadores de las oficinas regionales de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) se encuentran participando durante esta semana en una jornada de capacitación sobre tratamiento y calidad del agua potable, que les permitirá contar con herramientas para fiscalizar la infraestructura, operación y riesgos asociados en los sistemas de producción de agua potable.

A la actividad asisten funcionarios de Arica a Magallanes dependientes de las Oficinas Regionales de la SISS, oportunidad en la que se abordan temas técnicos desde la captación del recurso, su tratamiento y posterior potabilización; además, de aspectos tendientes a reforzar el seguimiento de los incumplimientos o no conformidades detectados en las auditorías anuales que se realizan a la calidad del agua potable suministrada por las empresas concesionarias de todo el país.

En lo específico, este curso entrega aspectos relativos al diseño y operación de plantas destinadas al tratamiento y producción de agua potable, con especial énfasis en los procesos y operaciones unitarias que componen estos sistemas, su control operacional y aspectos de mantenimiento de la infraestructura.

Uno de los principales procesos de fiscalización que realiza la SISS corresponde al control de la calidad del agua potable. Por una parte, el organismo fiscaliza la Calidad del Agua Potable que suministran las empresas sanitarias a través de sus Autocontroles, los cuales son enviados mensualmente a la SISS en un informe que resume los resultados obtenidos de acuerdo a las frecuencias de control establecidas en la propia norma. Simultáneamente, el organismo realiza controles paralelos a una muestra de servicios de agua potable, que permitan validar los resultados del autocontrol; además, de auditorías externas con el fin de verificar el estricto cumplimiento de los antecedentes proporcionados por las concesionarias y, principalmente, verificar si se ajustan a los requisitos normativos y reglamentarios asociados a la calidad del agua potable según la Norma Chilena NCh 409.

La capacitación de los funcionarios de la SISS entregará herramientas sobre las características de la fiscalización que deben realizar en terreno, principalmente frente a la situación hídrica que enfrenta el país, su metodología, productos obtenidos, resultados y reforzar aspectos normativos y homogeneizar criterios de aplicación de ellos en los distintos servicios sanitarios urbanos.

subir